EU empuja a Turquía a apartarse de Rusia

EU empuja a Turquía a apartarse de Rusia
Por:

El presidente estadounidense, Donald Trump, presionó  ayer a su homólogo turco, Recep T. Erdogan, a abandonar la compra de un sistema de defensa antimisiles ruso.

“La adquisición de Ankara (capital del gobierno turco) de sofisticados equipos militares rusos, crea algunos desafíos muy serios para nosotros y hablamos de eso con frecuencia, con suerte podremos resolver esa situación”, explicó Trump, en una conferencia de prensa tras recibir al mandatario en la Casa Blanca.

Ambas naciones han estado en desacuerdo con la compra del equipo militar, que según Washington no es compatible con las defensas de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN).

Te puede interesar: Roger Waters envía mensaje a Evo: ‘que tu exilio sea breve, tu pueblo te necesita’

Antes, Turquía ignoró las amenazas de Estados Unidos de imponer sanciones y comenzó a recibir sus primeras entregas del sistema de defensa, por parte de Rusia, en julio pasado. Para castigarlo por su compra, Washington le prohibió la venta del avión tipo F-35 y retiró al país de un programa multinacional para producir este artefacto de combate.

Erdogan explicó que sólo se podía superar esta disputa a través del diálogo. “Acordamos abrir una nueva página en nuestra relación”, dijo ayer.

“Somos amigos (él y Erdogan) casi, desde el primer día de conocernos. Entendemos a nuestros países. Entendemos de dónde venimos”

Donald Trump

Presidente de Estados Unidos

A pesar de las tensiones políticas, Donald Trump le dio una cálida bienvenida a su homólogo, en un fuerte contraste con la ira que existe hacia este líder por parte del Congreso de Estados Unidos, por la ofensiva de Turquía en Siria para expulsar a una milicia kurda que constituye el principal socio de Washington en la lucha contra el Estado Islámico.

Después de la reunión bilateral en la Casa Blanca, el magnate dijo que era “un gran admirador” de Erdogan y que tuvieron un encuentro “maravilloso y productivo”.

Pero los líderes no lograron explicar en términos concretos cómo trabajarán sus diferencias; como la política de Siria y la compra del sistema ruso de defensa.

Minutos después de la conferencia de prensa, la Casa Blanca emitió una notificación en la que comunicó que “para lograr progresos en otros frentes, es vital resolver los problemas relacionados con la compra de Turquía del sistema de defensa aérea ruso. Para fortalecer nuestra asociación de defensa”, agregó.