Exoneran en Texas a policia que mato a mexicano

JJ Macías, apenado por narración de comentarista de Multimedios
Por:

Foto: Especial

Un gran jurado del condado texano de Tarrant decidió eximir de cargos criminales a un agente de la policía de Grapevine, un suburbio de Dallas, que disparó y mató a un inmigrante mexicano desarmado tras una persecución en febrero pasado.

Rubén García Villalpando, de 31 años de edad, originario de Durango, murió el pasado 20 de febrero, cuando luego de la persecución, se bajó de su automóvil y aparentemente se acercaba desarmado a la patrulla del policía Robert William Clark, quien lo enfrentó disparándole dos balazos al pecho.

La exoneración del policía se da sin que las autoridades hayan hecho público el video del incidente captado por la cámara de la patrulla del policía.

El Departamento de Policía de Grapevine sostiene que el video muestra al agente Clark ordenándole a García Villalpando que se regrese a su automóvil antes de que se escuchen los dos balazos.

Sin embargo, una media docena de familiares del inmigrante y abogados de la familia, a los que se les ha permitido observar la grabación, aseguran que las imágenes muestran como Clark utilizó fuerza letal injustificada.

El Gran Jurado determinó que las pruebas contra el agente Clark eran insuficiente para incriminarlo y resolvió que el policía no deberá enfrentar cargos relacionados con la muerte del mexicano.

El jefe policiaco del Condado de Tarrant, señaló que los integrantes del Gran Jurado “escucharon el testimonio de testigos que representan tanto el señor García Villalpando, como del agente Clark.

En tanto, la oficina del Médico Forense del condado de Tarrant, informó que el mexicano se encontraba alcoholizado al momento de su muerte, “pero eso no lo sentenciaba a muerte”, señaló el abogado de los familiares del hoy occiso.