Viernes 18.09.2020 - 08:25

Explosiones en Pakistán dejan seis muertos

JJ Macías, apenado por narración de comentarista de Multimedios
Por:

AP

PARACHINAR, Pakistán — Varias cargas explosivas destrozaron dos vehículos el domingo en el noroeste de Pakistán, matando a un ex ministro y otras tres personas en un ataque y a dos líderes tribales antitalibanes en otro.

Ciudadanos y funcionarios paquistaníes que enfrentan la violencia de los talibanes en el país se han convertido cada vez más en los objetivos de grupos insurgentes. Más de 600 personas han muerto en los dos últimos meses y medio debido a enfrentamientos violentos y atentados.

Hace dos días, un atentado suicida con coche bomba mató a unas 96 personas en un espectáculo deportivo próximo a una reunión de supervisores de una milicia antitalibán, cerca de la zona tribal de Waziristán del Sur.

El ejército lanzó a mediados de octubre una gran ofensiva terrestre en Waziristán del Sur, el principal reducto del Talibán en el país. Sin embargo, muchos milicianos huyeron y han organizado ataques en otras zonas del noroeste del país.

Una carga explosiva colocada al borde de un camino estalló el domingo frente a un vehículo en el distrito Hangu, en la provincia de la Frontera Noroeste, matando al ex ministro de Irrigación Ghaniur Rehman, a sus dos guardas de seguridad y a su chofer, informó el comisario de policía, Abdur Rasheed. Dos agentes de policía que acompañaban al ex ministro resultaron heridos en el ataque, añadió.

Rehman estaba afiliado con el Partido Popular de Pakistán, dirigido por el ex ministro del Interior, Aftab Khan Sherpao, quien sobrevivió dos ataques suicidas.

Varias horas antes, otra carga explosiva al borde la carretera estalló ante otro vehículo que transportaba a varios líderes tribales antitalibanes en la zona de Bajur, matando a dos de ellos e hiriendo de forma crítica a otros cuatro, dijo Nasib Shah, un funcionario local.

Los seis hombres estaban organizando una milicia antitalibán en Bajur, un reducto miliciano cerca de la frontera con Afganistán, dijo Shah.

Los líderes tribales viajaban para reunirse con funcionarios de la ciudad de Khar, cuando la bomba de control remoto estalló, explicó Shah. La explosión ocurrió cerca de Kassai, a unos 28 kilómetros (17 millas) al noreste de Khar.

Uno de los ataques más sangrientos hasta ahora fue el que mató el viernes a casi 100 personas el 1 de enero en la población de Shah Hasan Khel, en el noroeste.

La policía cree que el atacante pretendía detonar sus 250 kilos (550 libras) de explosivos durante una reunión de líderes tribales que supervisan una milicia antitalibán. En lugar de eso, la explosión ocurrió en una cancha de voleibol cercana. La explosión destruyó unas 40 casas de barro y ladrillos y cubrió el poblado con humo, polvo y el olor de carne ardiendo.

nrg