FMI lanza a Macri salvavidas con 7 mil millones adicionales

FMI lanza a Macri salvavidas con 7 mil millones adicionales
Por:

El Fondo Monetario Internacional (FMI) extendió el préstamo número 22 en la historia de Argentina, con un apoyo adicional de 7 mil millones de dólares a los 50 mil millones pactados en un paquete previo, así lo anunció la directora gerente del organismo, Christine Lagarde, y el ministro de Economía argentino, Nicolás Dujovne.

Tres meses después de aprobar un primer rescate financiero, Lagarde hizo oficial su respuesta favorable al gobierno del presidente Mauricio Macri, quien pidió un ajuste al auxilio económico, ya que el crédito original no resultaba suficiente para contener la desconfianza de los mercados respecto a la capacidad de pago de Argentina hacia sus acreedores.

Desde el consulado de Argentina en Nueva York, la directora del FMI y el funcionario argentino detallaron cómo se destinarán las líneas de crédito a partir de este año.

“Este 2018, de 6 mil millones previstos se pasa a 13 mil 400 millones. En 2019 se pasa de 11 mil 400 millones a 22 mil 800 millones. Dichos fondos ya no tienen carácter precautorio, sino que podrán ser utilizados como soporte presupuestario”, dijo Dujovne a la prensa, ayer.

“Esto es para que Argentina pueda seguir afrontando los desafíos que la actual situación internacional le está presentando. El Fondo Monetario mantiene su compromiso de ayudar al país”

Christine Lagarde

Directora del FMI

El FMI no sólo consintió la ampliación del crédito sino que decidió dar a Buenos Aires libertad de acción, pues el dinero no estará necesariamente destinado a la devolución de deuda, lo que se traduce en una muestra de confianza extraordinaria hacia Argentina.

El país sudamericano, “en circunstancias complejas”, podrá destinar parte del dinero a gastos sociales o inversión pública, por ejemplo.

“Estos esfuerzos son para ayudar a Argentina a estabilizar su economía”, señaló Lagarde, quien volvió a expresar su respaldo a la política económica de Macri.

[caption id="attachment_804950" align="alignnone" width="850"] Gráfico: La Razón de México[/caption]

La renegociación de un acuerdo financiero como el que se concretó ayer, no tiene antecedentes para Argentina; se trata del mayor préstamo del Fondo desde 1958.

El plan de Macri desde que tomó el avión en Buenos Aires con destino a Nueva York resultó como lo esperaba, ya que no sólo se apersonaba en Estados Unidos para participar en la Asamblea General de la ONU, sino que llevaba la consigna de convencer a inversionistas y banqueros de sus buenas intenciones.

Sin embargo, y aunque nadie fuera de Argentina dude de la buena aplicación del plan económico de Macri, que incluyó desde junio un amplio recorte a su plantilla de ministros, tendrá que luchar para persuadir a los propios argentinos y a los miembros de la oposición en el Congreso; su partido no alcanza a ser mayoría para aprobar el presupuesto que prescribió el Fondo Monetario Internacional, y, desde otra trinchera, los líderes de los sindicados en varios sectores productivos del país se han mostrado poco o nada dispuestos a seguir su estrategia.

El mayor peso de los recortes de presupuesto recaerá sobre las provincias, la mayoría en manos de gobernadores que no compaginan con el presidente, y sobre los ciudadanos de a pie, que necesariamente tendrán que pagar más impuestos.

Apenas el pasado martes, Macri enfrentó una huelga general de la Confederación General del Trabajo (CGT), la central que agrupa a los sindicatos peronistas (oposición), la cuarta desde que llegó al poder, a finales de 2015.

Forbes: Buenos Aires, al borde de explotar

La revista Forbes escribió en su cuenta de Twitter que “si la historia sirve de guía, la economía de Argentina y su liderazgo político podrían explotar en cualquier momento”.

En un artículo que acompañó la publicación, Forbes se refirió a la reciente renuncia de Luis Caputo como jefe del Banco Central argentino: se va porque “el barco se está hundiendo” y “a partir de acá esto podría caerse muy rápido”.

“Los Red Sox sólo pueden romper el maleficio ganándole a los Yankees para luego ganar la serie mundial de béisbol. La relación argentina con el FMI es similar. Macri tiene que hacer ganar su programa o quedará tostado”, sostiene en referencia a la impopularidad del FMI entre los argentinos.

“Para salvar su futuro político, Macri tiene que hacer concesiones muy duras. Eso incluye control de precios y recortes de gastos del gobierno”, adviertió la revista.

Por último, Forbes sostiene que una razón de la salida de Caputo es que Argentina necesita más dinero que pidió.

El Dato: Del éxito de la política económica de Macri depende que los argentinos le permitan reelegirse en los comicios presidenciales de 2019, frente al posible regreso de Kirchner.