Habitantes del Golfo, no creen en Obama ni en BP

JJ Macías, apenado por narración de comentarista de Multimedios
Por:
  • larazon

AP

Muchos habitantes de la costa estadounidense del Golfo de México seguían intranquilos y escépticos el martes pese a las declaraciones hechas la víspera por el presidente Barack Obama, quien prometió que la vida regresaría a la normalidad, y por BP, que dijo que triplicará con creces la captura de petróleo del derrame submarino.

"Creo que mientras BP tenga el control, no es mucho lo que (Obama) puede hacer aparte de expresar solidaridad con los habitantes de estos estados del Golfo", dijo Jennifer Jenkins, de Long Beach.

El presidente visitó Misisipí y Alabama el lunes como parte de una gira de dos días. Intentó asegurar a los lugareños y a todo el país, que el gobierno "dejará la costa del golfo en mejor estado que antes".

El presidente visita la Florida el martes antes de regresar a Washington para hablar a la nación acerca del desastre ambiental más grave de la historia estadounidense, que se ha convertido en una ardua prueba para su gestión.

Su viaje coincidió con el anuncio de BP de que espera capturar 8,33 millones de litros (2,2 millones de galones) diarios de petróleo para fines de junio y de que el mismo martes instalaría un sistema capaz de quemar enormes cantidades de crudo.

También coincidió con la difusión de documentos según los cuales BP, en el afán de reducir costos, cometió errores que acrecentaron drásticamente el peligro de derrame de un pozo que un ingeniero calificó de "pesadilla" apenas seis días antes de la explosión en el Golfo de México.

Investigadores del Congreso hallaron que BP, retrasado en su proyecto y perdiendo cientos de miles de dólares diarios, buscó ahorrar en el diseño del pozo y la instalación de mecanismos de seguridad.

agp