Japon conmemora 70 aniversario de la bomba de Hiroshima

JJ Macías, apenado por narración de comentarista de Multimedios
Por:

Foto: Ap

Japón conmemora este día el 70 aniversario del estallido de la bomba atómica en Hiroshima, y el alcalde de la ciudad, Kazumi Matsui, reiteró su petición al presidente de Estados Unidos, Barack Obama, y otros líderes mundiales de que se redoblen esfuerzos para crear un mundo libre de armas nucleares.

En una ceremonia en un parque de Hiroshima dedicado a la paz situado cerca del epicentro del ataque de 1945, decenas de miles de personas guardaron un minuto de silencio a las 8:15 de la mañana, la hora de la detonación. Después se liberaron docenas de palomas como símbolo de paz.

La bomba "Little Boy" de Estados Unidos, que fue la primera bomba nuclear utilizada en una guerra, mató a 140 mil personas. Una segunda, "Fat Man", cayó sobre Nagasaki tres días más tarde y mató a otras 70 mil provocando la rendición de Japón en la II Guerra Mundial.

Estados Unidos arrojó las bombas para evitar lo que habría sido un sangriento ataque por tierra a Japón, tras la dura batalla por las islas meridionales de Okinawa, en la que murieron 12.520 estadounidenses y unos 200 mil japoneses, la mitad de ellos, civiles.

Matsui describió las armas nucleares como "el mal absoluto y la inhumanidad definitiva", afirmó que abolirse y criticó a las potencias nucleares por conservarlas como amenaza para alcanzar sus intereses nacionales. El mundo aún carga con más de 15 mil armas nucleares, añadió.

El alcalde reiteró su invitación a los líderes mundiales a que visiten Hiroshima y Nagasaki, “para que vean las cicatrices por sí mismos”, durante la cumbre del G-7 que se celebra el año que viene en Japón.

"Presidente Obama y otros gobernantes, por favor, vengan a las ciudades bombardeadas, escuchen a los sobrevivientes con sus propios oídos y encuentren la realidad de las bombas atómicas", dijo. "Sin duda, se verán inspirados para empezar a abordar un marco legal, incluida una convención sobre armas nucleares".

El aniversario llega a un Japón dividido por la iniciativa del primer ministro, Kazumi Matsui pidió al gobierno japonés que se atenga al "pacifismo de la constitución japonesa" para liderar el esfuerzo global de la no proliferación de armas nucleares.

Los datos

En el último año murieron 5.359 hibakusha, como se conoce a los sobrevivientes, lo que eleva el total de muertos a 297.684.

La edad media de los sobrevivientes de la bomba superaba por primera vez los 80 este año.