La derrota de EU que se vio en la TV

JJ Macías, apenado por narración de comentarista de Multimedios
Por:

Hace 50 años el periodismo sufrió una transformación con la llegada de la televisión a la guerra y la transmisión en directo de los horrores de un conflicto en el que una de las grandes potencias perdió: Estados Unidos.

Fue en los 60, a la mitad de la Guerra de Vietnam, cuando las cámaras de televisión y corresponsales de radio llegaron a los campos de batalla para informar lo que ocurría ahí.

“Periodistas hubo siempre en las guerras, no fue nuevo. Pero, eso sí, antes de las primeras transmisiones en vivo, el gobierno de cada país involucrado se encargaba de que los periodistas no hablaran de sus fallas en los conflictos”, explica a La Razón el doctor en historia Arno Burkholder de la Rosa.

Pero la derrota de los estadounidenses salió a la luz pese a sus intentos de ocultarla. Gracias a las transmisiones por televisión, desde Vietnam, se revelaron con detalle los sucesos de la guerra.

Como contraataque y para ganar puntos, Estados Unidos intentó mostrar su poderío llevando a más periodistas al punto bélico menos dañado.

En esta guerra la televisión, por su capacidad de transmitir imágenes y acciones, adquirió un papel preponderante como en su momento lo tuvo la radio en la difusión de noticias en la Segunda Guerra Mundial.

“Si antes la imagen de la toma de Berlín por los soviéticos, o de la bomba atómica obtenidas por los corresponsales decían cosas importantes, el hecho de ahora poder ver a los norteamericanos salir corriendo de Saigón,marcó profundamente a todo el mundo”, cuenta el especialista en la evolución de la prensa durante el siglo XX.

Indica que Vietnam significó un cambio porque las empresas de comunicación apostaron por los corresponsales más que por las agencias.

En el caso de México, Joaquín López Dóriga fue enviado al lugar: “muy seguramente no recibió ningún entrenamiento específico, más bien tuvo que entrarle a esto un poco a la inspiración y ayudado por sus colegas, quizá con una guía del gobierno norteamericano”.

Quien anticipó la derrota de Estados Unidos contra el Viet Cong fue el periodista Walter Cronkale, quien destacó por dar cuenta de errores cometidos por las tropas norteamericanas, causando “una enorme conmoción en el país norteamericano, justo el año en que Nixon renuncia a la presidencia por el escándalo Watergate”, explica el experto.

Ha pasado medio siglo de aquellas primeras transmisiones televisivas de la guerra. Ahora, en las coberturas contemporáneas se vive el siguiente paso de la evolución: las redes sociales.

“Esos reporteros tenían lo que ahora ya parece pasado, esas cajas grandes (cámaras) con las que transmitía CNN. Se veía de la patada. Hoy todo eso lo puedes hacer con tu smartphone, que es más rápido. Pero sí necesitas al periodista”, dice Burkholder.

La información ha dado un nuevo giro. Hoy se hace periodismo 2.0, pues se ha sustituido el papel y la pluma por una computadora, un smartphone o una tableta. Se ha abandonado lo analógico por lo digital. Y el Internet es la principal fuente de difusión.

Burkholder asegura que, pese a que cualquier persona puede grabar un acontecimiento con un teléfono celular y difundirlo por Twitter o Facebook, “el periodista jamás será sustituido, pues el medio necesita de alguien que sepa difundir la información, darle un contenido y la línea editorial... el periodista no será sustituido”.

En la Segunda Guerra Mundial fue la radio; en Vietnam, la televisión y en los conflictos más actuales, internet. “La evolución del periodismo viene en la manera de transmitir la información”, reitera.

[click para ver gráfico

->http://www.3.80.3.65/IMG/mk/infoLR/mun14300515A.jpg]