La oposicion dice no a amnistia y se queda en edificios

JJ Macías, apenado por narración de comentarista de Multimedios
Por:

Foto AP

El miércoles la aprobación de una ley de amnistía que dejaría en libertad a la mayoría de los 274 detenidos en los enfrentamientos entre manifestantes y policías parecía cambiar el panorama de tensión en Ucrania tras dos meses de manifestaciones. Pero ayer, el rechazo de la norma por parte de los líderes de la oposición, quienes acusan al presidente de recurrir a intimidaciones y presiones en la votación, tira los avances.

Los dirigentes Vital Klichkó, Arseni Yatseniuk y Oleg Tiagnibok, acusaron denunciaron que Víctor Yanukóvich y al Partido de las Regiones (PR) falsificó e intimido a los legisladores de la Rada Suprema para conseguir que su proyecto de ley de amnistía fuera aprobado.

En Kiev y en otras ciudades de Ucrania los activistas, que reclaman la dimisión del presidente Yanukóvich y exigen reformas políticas, desconfían de las intenciones del gobierno y se negaron a desalojar los inmuebles gubernamentales, para lo cual tenían 15 días de plazo, la condición para excarcelar a los inconformes.

Según los líderes de la oposición durante la votación a mano alzada se registraron irregularidades. El diario español El País describe una imagen propocionada por una fotógrafa ucraniana en la que se ve a un diputado usando las dos manos para que se registre doble voto.

Además acusan que el presidente intimidó a miembros de su propio partido, unos 50, que estaban dispuestos a votar una ley sin condiciones. Según fuentes parlamentarias Yanukóvich amagó con disolver el parlamento si no votaban la propuesta del Ejecutivo.

En medio de la peor crisis desde la Revolución Naranja, el jueves el presidente ucraniano Viktor Yanukovych anunció que se tomaría una licencia indefinida por enfermedad, dejando a los ucranianos peguntándose qué sucederá con su país.

El mandatario ucraniano tuvo que ser ingresado a una clínica debido a problemas respiratorios, pero en un alocución difundida por la prensa acusó a la oposición europeísta de echar leña al fuego con sus declaraciones.

Añadió que las autoridades cumplirán todos los acuerdos alcanzados con la oposición para regular el conflicto. La ley de amnistía adoptada por el Parlamento “garantiza la libertad a los participantes en las protestas y la liberación de los que fueron detenidos durante los conflictos”, subrayó.

La oficina de prensa del mandatario dijo que Yanukóvich, de 63 años, sigue a cargo del país, pero no hubo indicios de cuánto tiempo se ausentará o qué tanto podrá trabajar. No se sabe que padezca de problemas de salud, aunque sus portavoces indicaron que las dos veces que se ha ausentado ha sido por un problema en la rodilla y otra por una afección respiratoria debido a las bajas temperaturas. A pesar del mal clima los manifestantes se mantienen en la calle.