Lunes 28.09.2020 - 22:06

La situación en Haití es una catástrofe: Cruz Roja

JJ Macías, apenado por narración de comentarista de Multimedios
Por:

Notimex

El Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) afirmó hoy que para muchos de los residentes de Puerto Príncipe la situación "es una catástrofe y la gente ahora lucha por sobrevivir".

En su más reciente reporte, el CICR advirtió que los nervios de los sobrevivientes, sedientos y hambrientos, se tambalean al hacer frente a la realidad y comprender lo mucho que han perdido.

Según el organismo, las agrupaciones humanitarias hacen grandes esfuerzos por llevar medicamentos, agua y comida a la gente, pero no es suficiente.

"El acceso al refugio, a mejores condiciones sanitarias, agua, alimentos y asistencia médica es muy limitado", dijo Ricardo Conti jefe de la delegación del CICR en Haití.

"Incluso, a pesar de que la presencia de agencias de ayuda comienza a sentirse en hospitales y clínicas, en Puerto Príncipe aún carecen de personal y medicinas. Considerando la escala de las necesidades, la tarea que enfrentan los organismos humanitarios es desalentadora", apuntó.

En zonas como Cristo-Roi, Delmas, Cruce y casi todas las áreas de la ciudad, las calles están repletas de gente bajo carpas improvisadas y montones de basura ardiente, reveló.

Para muchos residentes, la búsqueda de cadáveres parece haber terminado. Los hombres se sientan sobre la cima de edificios derrumbados, rompiendo parte de los bloques de cemento en búsqueda de cosas que les puedan servir.

Además alertó sobre largas y caóticas filas que se forman en las gasolineras que todavía tienen combustible. Guardias armados y la policía tratan de regular el flujo de clientes, con poco éxito.

"La gente se vuelve más agresiva porque necesitan el alimento y el agua", dijo un sobreviviente haitiano de 29 años, aceptando su ahora terrible realidad.

"¿Cómo comenzamos a entender que nuestros seres queridos no serán encontrados? Es como si de repente comprendiéramos qué nos pasa. Hoy, la gente lucha para sobrevivir", dijo el joven haitiano.

Seis días después del temblor, la salud y la situación sanitaria son cada vez más precarias en los campamentos improvisados, alertó Conti.

Con prácticamente ninguna infraestructura o servicios y los números enormes de personas que duermen en las calles, la disponibilidad de baños y el agua es sumamente limitada. Por todas partes de Puerto Príncipe "domina el hedor de orina", expresó.

"Se debe actuar rápidamente, obtener agua y condiciones de saneamiento si queremos reducir al mínimo el riesgo de un brote de enfermedad", dijo Conti. "Esto es realmente imperativo", afirmó.

arf