Las FARC ponen fin a la tregua en Colombia

JJ Macías, apenado por narración de comentarista de Multimedios
Por:

Foto Alfredo Peralta La Razón

Las rebeldes Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) suspendieron ayer el cese al fuego unilateral e indefinido que mantenían desde hace cinco meses, después del bombardeo de las Fuerzas Militares a un campamento en el sur-occidente del país que dejó 26 guerrilleros muertos, aunque aclaró que no abandonará las negociaciones de paz.

“No estaba en nuestra perspectiva la suspensión de la determinación del cese al fuego unilateral e indefinido proclamado el 20 de diciembre de 2014 como un gesto humanitario y de desescalamiento del conflicto, pero la incoherencia del gobierno (del presidente Juan Manuel) Santos lo ha logrado”, señaló el grupo insurgente en un comunicado.

Las FARC anunciaron el cese al fuego como un gesto de buena voluntad para terminar con más de 50 años de conflicto armado. Y aclararon que el mismo se suspendía “luego de cinco meses de ofensivas terrestres y aéreas contra nuestras estructuras en todo el país”.

“Contra nuestra voluntad tenemos que proseguir el diálogo en medio de la confrontación. Nos duelen por igual las muertes de guerrilleros y soldados, hijos de un mismo pueblo y procedentes de familias pobres. Debemos parar este desangre”, manifestó.

Poco antes, el presidente Santos informó que 26 guerrilleros habían muerto en un ataque a un campamento del 29 Frente de las FARC en una zona rural del municipio de Guapi, departamento de Cauca, donde un guerrillero menor de edad fue detenido.

Según dijo, el frente guerrillero atacado fue el mismo que el 15 de abril pasado asesinó a 10 militares y dejó heridos a 20 más, también en Cauca.

“Desde el día que se iniciaron las conversaciones de La Habana he sido claro en que las operaciones de nuestras Fuerzas Armadas contra la subversión no se detendrían y no se detendrán. Que nadie se llame a engaños”, enfatizó el mandatario acompañado de la cúpula militar.

Asimismo, exhortó a acelerar las negociaciones para evitar que el conflicto cobre más vidas: “Señores de las FARC es hora de acelerar las negociaciones. ¿Cuántos muertos más necesitamos para entender que ha llegado la hora de la paz?”.

“A pesar de tratarse del enemigo en esta guerra, también nos debe conmover a todos el dolor de las familias de los guerrilleros muertos. Somos todos hijos de una misma nación”, sostuvo.