Más de 80 muertos en avión eran iraníes

Más de 80 muertos en avión eran iraníes
Por:

La mayoría de las 176 víctimas mortales en el accidente de un avión comercial ucraniano, el pasado martes en Teherán, son de nacionalidad iraní, de acuerdo con datos de las autoridades en Kiev.

El incidente trágico ocurrió poco tiempo después de que Irán lanzara 16 misiles de corto alcance a bases iraquíes que albergaban tropas estadounidenses, lo que hizo que varios medios locales y testigos relacionaran el incidente; sin embargo, más tarde, las autoridades de emergencia iraníes aclararon que se trató de un problema técnico.

Te puede interesar: EU congela intención bélica con Irán; dice estar listo para la paz

Además de los 82 ciudadanos de Irán que murieron en el desplome del Boeing 737-800, Kiev informó que a bordo del avión viajaban 63 canadienses y 11 ucranianos. El primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, confirmó que 138 de los pasajeros se dirigía a ese país.

El hecho de que los pasajeros iraníes sean mayoría entre las víctimas contribuye a descartar la tesis de que un agente externo provocara la caída del aeroplano; además, de acuerdo con otros análisis, es imposible que un misil lo derribara, pues de haber sido así habría explotado en el cielo, en lugar de estrellarse con la tierra, poco tiempo después de despegar, como ocurrió.

Fuentes de seguridad (tres estadounidenses, una europea y una canadiense) explicaron a la agencia Reuters que, conforme la evaluación que realizaron las agencias de inteligencia occidentales, la causa de la tragedia fue un mal funcionamiento técnico. “Hubo evidencia de que uno de los motores del avión se había sobrecalentado”, declaró la fuente canadiense.

“Estamos en contacto con nuestros clientes y los apoyamos en este momento difícil. Estamos listos para ayudar de la forma que sea necesaria”, expresó el fabricante Boeing, cuando sus acciones caían 1.1 por ciento por el suceso.

Desde ayer, dadas las circunstancias, las agencias aéreas comenzaron a tomar medidas para resguardar a sus clientes. La Agencia Europea de Seguridad Aérea recomendó que los vuelos comerciales eviten el espacio aéreo iraquí.

También algunas aerolíneas cancelaron los vuelos de Irán e Irak y desviaron otros del espacio aéreo de ambos países.

La televisión iraní también atribuyó el accidente a problemas técnicos no especificados, y otros medios en Teherán citaron a un funcionario de la aviación local que argumentó que el piloto no advirtió de la emergencia. Por este lado, los expertos en seguridad dicen que los accidentes de aviones rara vez tienen una sola causa y que generalmente lleva meses de investigación comprenderlos en todas sus dimensiones.

Las partes humeantes y los escombros, incluidos los zapatos y la ropa, se esparcieron por un campo al suroeste de la capital iraní, donde los rescatistas con máscaras faciales colocaron decenas de bolsas para los cadáveres.

La ruta Teherán-Toronto, a través de Ucrania, era popular entre los canadienses de ascendencia iraní que visitaban a sus familias, en ausencia de vuelos directos; también transportaba a estudiantes y académicos después de tomar sus vacaciones.

Entre las víctimas había una pareja que había viajado a Irán para casarse. Arash Pourzarabi, de 26 años, y Pouneh Gourji, de 25, estudiantes graduados en ciencias de la computación en la Universidad de Alberta. Cuatro miembros de su fiesta de bodas también estaban a bordo.

Fue el primer accidente fatal de Ukraine International Airlines, con sede en Kiev; la aerolínea informó que hacía todo lo posible para responder la causa.

Por su parte, Ucrania envió a un equipo de expertos a Irán para investigar. El presidente de ese país, Volodymyr Zelensky, ordenó al fiscal general que iniciara un proceso penal, sin importar a quién se involucre.

Según las normas internacionales, la responsabilidad de investigar el accidente recae en Irán; Trudeau anunció que el ministro de Relaciones Exteriores de Canadá hablaría con su homólogo iraní para subrayar la necesidad de una “investigación exhaustiva”. Era “peligroso especular” sobre las posibles causas”, agregó.

El dato: El 737, con matrícula UR-PSR, era un modelo de nueva generación construido y entregado en 2016, y uno de las 40 principales naves de la aerolínea, con bandera en Kiev.

El secretario de Estado de EU, Mike Pompeo, indicó que Washington solicitó cooperación completa con cualquier investigación, ya que fue su país donde se diseñó y construyó el avión, por eso tiene derecho a participar.

Pero el choque parece tensar los frágiles protocolos de colaboración internacional en pesquisas de desastres aéreos, en un momento de tensión entre Estados Unidos e Irán.

El jefe de la organización de aviación civil de Irán aseguró que aún no tiene claro a qué país enviará las cajas negras.