Lunes 3.08.2020 - 18:45

Matan amantes a 33 mujeres en Espana

JJ Macías, apenado por narración de comentarista de Multimedios
Por:

Alejandra S. Inzunza en Madrid

Ser mujer puede ser peligroso en agosto. Las vacaciones empezaron hace cuatro días y el gobierno español ya ha tenido que dar una alerta. La violencia de género acecha esta temporada en España, donde a lo largo del año han sido asesinadas 33 mujeres por sus parejas.

Las campañas que han promovido las autoridades para reducir la violencia contra las mujeres, todavía más de tres por ciento de ciudadanos que cree que está justificado que un hombre agreda a su pareja cuando esta decide dejarle, según el delegado de Gobierno para la violencia de Género, Miguel Llorente.

En agosto del año pasado hubo 38 mujeres muertas, es decir, cinco más que en 2009, sin embargo, todavía falta mucho por hacer y la Ley Orgánica de Protección Integral contra la Violencia de Género es insuficiente.

Según el informe “Obstinada realidad, derechos pendientes”, hecho en julio de 2008 por Amnistía Internacional, se critica que dicha ley, después de tres años de existencia, no ha logrado disminuir la violencia contra las mujeres.

De hecho, las inmigrantes sin papeles, las gitanas e incluso las mujeres discapacitadas o con problemas psicológicos son las más vulnerables a este tipo de ataques.

Llorente consideró ayer que existe una “relajación o exceso de confianza en el sistema” y por tanto, sin importar la ley o los esfuerzos gubernamentales, todavía no queda claro en la sociedad española la lucha contra la violencia de género. España es uno de los países de Europa que más problemas tienen de este tipo.

Ayer un hombre de 52 años sufrió un infarto en Alicante, después de darle una paliza a su mujer, quien de no haberse podido esconder en el baño, hubiera muerto en manos de su agresor, Ahora, el hombre se encuentra en el hospital y se espera que sea dado de alta para que sea puesto a disposición de la ley.

Según Llorente, agosto es el peor mes del año para la violencia de género porque durante las vacaciones el agresor convive más tiempo con su víctima y da pie a más conflictos. Si son ex pareja, lo que pasa es que aumenta la tensión del agresor porque la mujer a la que acosa modifica sus hábitos de vida y no tiene la misma facilidad para controlarla.

De las 33 mujeres asesinadas este año, un 11 por ciento había renunciado a la orden de protección.

asc