Mexicano sobrevive al sismo en nepal y emprende rescate de victimas

JJ Macías, apenado por narración de comentarista de Multimedios
Por:

Foto Tomada de Facebook

David Liaño tardó 22 días en llegar al campamento dos del Everest desde la Ciudad de México. El 25 de abril su carrera de alpinista se transformó cuando presenció la mayor caída de hielo a su alrededor provocada por el terremoto de Nepal de hace una semana.

En entrevista con La Razón el deportista extremo relató que comprendió la magnitud de la tragedia que cobró más de siete mil vidas cuando vio entre la nieve los cepillos de dientes, lentes oscuros y botellas de agua de sus colegas.

Vía telefónica desde Katmandú el sobreviviente explicó que decidió quedarse a ayudar para devolverle al país “un poco de lo que ahí le han dado”, y aseguró que para 2016 volverá al pico más alto del mundo para subir una vez más hasta

la cima.

Tras la tragedia, Liaño se comunicó con la cancilería mexicana a través de un mensaje de Facebook, para reportar su estado de salud.

¿En qué momento comprendiste la magnitud de la tragedia? Tengo 22 años en el montañismo, nunca había estado en una montaña cuando había ocurrido un terremoto. Avalanchas me han tocado muchas, pero cuando se empezó a mover la tierra se empezaron a detonar avalanchas todo alrededor de nosotros. El campamento dos está ubicado en una zona segura fuera de la vertiente de esas avalanchas, pero fue una experiencia impresionante ver cómo cientos de toneladas de hielo caían simultáneamente. Una vez que se calmó el movimiento nos pusimos en contacto con el campamento base para reportar que nosotros estábamos bien.

¿Cuánto tiempo pasó entre el sismo y las primeras acciones que tomaron tú y tus compañeros? En el campamento dos fue más largo porque no teníamos información de primera fuente sobre el alcance de la tragedia, por radio nos comunicábamos entre expediciones. Había una junta con los líderes de expediciones para evaluar cuántas personas estábamos en las montañas.

El siguiente paso fue cómo evacuábamos a la gente. Decidimos hacerlo con helicópteros: es algo peligroso que hace diez años ni siquiera se hubiera intentado y ahora se pudo evacuar a

170 personas.

¿Cuál es tu experiencia como mexicano? ¿Cómo lograste comunicarte con las autoridades? Decidí quedarme porque he estado viniendo a este país durante mas de 10 años a escalar los Himalaya. He recibido mucho de este país, mucha satisfacción, y creo que es momento de regresar un poco de eso que he recibido.

El contacto que tuve con la embajada fue un mensaje de Facebook. Si no estoy herido no debería quitarles tiempo, para que puedan atender a quien lo necesita.

¿Qué lección te deja este terremoto y qué sigue en tu carrera? He tenido la fortuna de subir el Everest en cinco ocasiones, esta vez estaba intentando subir sin oxígeno y estaré de vuelta aquí el próximo año para seguir cumpliendo mis metas. En mi experiencia de tantos años las tragedias ocurren; no en la magnitud en la que ocurrió este año, sin embargo entiendo que hay un riesgo. Trato de minimizar los riesgos que están bajo mi control y los que no puedo minimizar son parte de mi experiencia y eso es lo que le da sabor, lo que hace que esto sea una aventura. Me marcó cuando empecé a recordar en el campamento base, la destrucción; lo que sentí que era real, lo que le dio realidad a esta tragedia, fue empezar a ver los objetos personales de la gente: los cepillos de dientes, lentes, botellas de agua. Eso me hizo ver que era real, no un sueño.

Rescatan a anciano de 100 años

Una semana después del terremoto en Nepal un hombre de 100 años fue rescatado con vida bajo los escombros de su casa de barro.

El portavoz del Ministerio del Interior, Laxmi Dhakal, informó que el anciano está herido pero su vida no corre peligro.

El hombre identificado como Fanchu Ghale estaba sepultado bajo los escombros de su casa de barro en la aldea de Kimtang, en el distrito de Nuwakot.

“Tiene heridas en el tobillo izquierdo y en una mano. Su familia lo acompaña”, dijo Dhakal.

La policía también rescató a tres mujeres de entre los escombros este domingo en Sindupalchowk, uno de los distritos más afectados por el terremoto.