Jueves 9.07.2020 - 05:40

Muere padre de bebe palestino fallecido en ataque

JJ Macías, apenado por narración de comentarista de Multimedios
Por:

Fotos: AP

El padre de un bebé palestino que murió en un ataque con bombas incendiarias atribuido a extremistas judíos falleció el sábado a causa de las lesiones sufridas en esos hechos.

En el atentado que tuvo lugar antes del amanecer del 31 de julio, los agresores lanzaron bombas incendiarias contra un dormitorio de la casa de la familia Dawabsheh en la aldea de Duma, en Cisjordania.

Alí Dawabsheh, de 18 meses, pereció en las llamas mientras su hermano de cuatro años y sus progenitores sufrieron lesiones graves.

El tío de Alí, Nasser, dijo que el Centro Médico Soroka de Israel avisó a la familia el sábado en la mañana sobre la muerte del padre del bebé, Saed.

El funeral se efectuó el sábado en la tarde; centenares de personas participaron en las procesiones mientras gritaban a coro "Dios es grande" y ondeaban la bandera palestina, así como las banderas de los movimientos rivales Fatah y Hamas.

Algunas personas arrojaron piedras y enfrentaron a las fuerzas israelíes después del funeral.

El gobierno israelí condenó ampliamente el ataque y reiteró su compromiso de endurecer las medidas contra los vigilantes judíos que han atacado durante años a los palestinos y las propiedades de éstos repetidamente.

El primer ministro israelí Benjamin Netanyahu dijo que adoptaría una "tolerancia cero" ante los ataques y afirmó que su gobierno ha adoptado medidas para combatirlos.

Varios presuntos extremistas fueron detenidos, pero ninguno fue acusado directamente de participar en el ataque.

El sábado, Netanyahu manifestó su profunda pena por la muerte de Dawabsheh.

"No aceptaremos el terrorismo de ninguna parte", afirmó el gobernante en un comunicado.

Grupos de derechos humanos palestinos e israelíes sostienen que las autoridades de Israel hacen poco para obligar a los pobladores radicales que respeten la ley y que el ejército no ha protegido a los palestinos de esos ataques.

Muchos de esos ataques se inscriben en la táctica llamada "precio a pagar" con la que se pretende persuadir a las autoridades a que no desmantelen los asentamientos de colonos que carecen de aprobación y han surgido en los últimos años en lo alto de las colinas de Cisjordania.

El ataque contra la casa de la familia Dawabsheh, al igual que la muerte a puñaladas de una adolescente de 16 años a manos de un judío ultraortodoxo durante un desfile por el orgullo gay efectuado el día anterior, suscitó indignación en Israel y grandes manifestaciones contra la violencia.

El sábado, Tel Aviv fue escenario de otra marcha "contra el racismo y la homofobia".