Nace bebe en lancha de migrantes; van 6,700 rescatados en tres dias

JJ Macías, apenado por narración de comentarista de Multimedios
Por:

Conteos finales de la Guardia Costera italiana revelaron ayer que en total 6 mil 771 migrantes fueron rescatados de las costas del mar Mediterráneo en su intento por llegar a Europa.

Entre los indocumentados se encuentra una mujer que dio a luz a una bebé en un barco de la Marina, que llevaba a 654 personas, ambas se encuentran en buenas condiciones.

Incluso según una imagen difundida vía Twitter por las autoridades de Roma, la menor fue recostada en una cuna improvisada con telas y cobijas.

Mientras tanto, algunos políticos del norte de Italia aseguraron que sus regiones no podía admitir a ninguno de los migrantes rescatados del Mar Mediterráneo.

Las aguas tranquilas y la temperatura templada impulsan en esta temporada del año el aumento en el tráfico de personas, al igual que el mes pasado, cuando se rescataron a casi 6 mil migrantes.

Al parecer, la gran cantidad de embarcaciones rescatadas sugiere que en este año se rebasarán los 170 mil inmigrantes rescatados en alta mar en 2014.

Asimismo, un carguero italiano, uno de varios buques comerciales que se unieron el domingo a las operaciones de salvamento, recuperó dos cadáveres, informó la Marina. En total, fueron hallados los restos de 10 personas.

El aumento en la cantidad de migrantes obliga a las ciudades costeras y a las organizaciones humanitarias a trabajar en busca de camas. Muchos de los rescatados solicitarán asilo debido a persecuciones en guerras y con la esperanza de encontrar familiares en el norte de Europa. Pero hasta que no se procesen sus solicitudes, lo que podría demorar varios meses, deben seguir en Italia.

En Reggio Calabria, donde 780 inmigrantes desembarcaron en la punta de la península italiana, la prioridad era mantener a las familias unidas, muchas de ellas en un gimnasio, y se le brindaba asistencia médica a 14 bebés en los hospitales locales. Cerca de otros 540 migrantes de Reggio Calabria fueron llevados a las regiones de la Toscana o Emilia Romagna, al norte del país.

El gobernador de Lombardía, con sede en Milán, pidió que no se aceptaran más inmigrantes.

“En unos cuantos días estaré en Roma y le repetiré esto al ministro del Interior, de que Lombardía ya hizo su parte”, dijo el gobernador Roberto Maroni, según la agencia de noticias ANSA.

“Si hay fondos disponibles, deberán gastarse en nuestros ciudadanos y no en los (migrantes) clandestinos”.

Cerca de 800 migrantes se ahogaron el mes pasado cuando la embarcación en que viajaban naufragó cerca de Libia. Los traficantes habían encerrado a cientos dentro del barco. Tras ese incidente, autoridades de la Unión Europea tuvieron una reunión de emergencia y acordaron contribuir a las operaciones de rescate en el Mediterráneo con más embarcaciones y patrullaje aéreo.

Organizaciones italianas han aportado para dar a los migrantes alimentos, camas y un lugar seguro para socializar.

Acusan fracaso en las políticas de la UE

Luego de que en 2013 murieron más de 360 personas en Lampedusa, Italia lanzó la Operación Mare Nostrum, con el fin de auxiliar y contener el flujo migratorio hacia su territorio.

Sin embargo, este dispositivo fue declarado insostenible por falta de apoyo de la Unión Europea, concluyendo en noviembre de 2014 y siendo sustituido por la Operación Tritón.

A esta operación, de menor presupuesto, se suma desde marzo el Equipo Operativo Conjunto Mare que lucha contra el contrabando de personas.

Sin embargo, organizaciones no gubernamentales como Amnistía Internacional acusó el mes pasado que el contrabando de personas se ha incrementado como consecuencia del cierre de fronteras terrestres.

“Son muertes que se pueden evitar si la UE lanza un operativo de verdad para labores de búsqueda y rescate”, se pronunció Humans Right Watch.

Por su parte, el primer ministro italiano, Matteo Renzi criticó la falta de “solidaridad y cercanía” de los países occidentales en las tragedias del Mediterráneo.