Netanyahu tarda 50 dias en armar todo el gabinete

JJ Macías, apenado por narración de comentarista de Multimedios
Por:

El primer ministro de Israel, Benjamín Netanyahu, logró ayer por la noche un acuerdo para formar gobierno con el partido nacionalista Bait Yehudi (Hogar Judío), minutos antes de que venciera el plazo dado por el presidente Reuven Rivlin.

A 50 días de las elecciones legislativas que ganó el partido Likud de Netanyahu, el primer ministro consiguió una ajustada mayoría de 61 diputados en el Parlamento mediante la alianza con el líder de Bait Yehudi, el político y empresario Naftali Bennett.

El tiempo límite para la formación de gobierno vencía la medianoche de ayer, pero el acuerdo fue anunciado hora y media antes de que el presidente Rivlin ejerciera su facultad de encargar a otro legislador la integración del gabinete.

De acuerdo con el diario israelí Jerusalem Post, Netanyahu accedió a entregar a Bait Yehudi los ministerios de Educación, Asuntos de la Diáspora, Agricultura y Justicia a cambio de los ocho escaños que dicho partido aportará al Likud para alcanzar la mayoría legislativa.

Con 61 asientos en el Parlamento de 120 miembros, la coalición anunciada esta noche será la más limitada desde la década de 1980, de acuerdo con analistas citados esta noche por la prensa local.

“Un gobierno 61 no es bueno para Israel sobre todo ante los desafíos que nos esperan”, dijo el nuevo ministro de Finanzas y número dos de la coalición, Moshe Kahlon.

En una primera declaración, Bennett descartó que se trate de un gobierno de derecha o de izquierda y aseguró que será un gobierno “para todo el pueblo

de Israel”.

“Tuve una buena conversación con el primer ministro y le dije que estaría encantado de integrar un gobierno nacionalista bajo su liderazgo. Vamos a estar detrás de él y a trabajar con toda nuestra fuerza para ayudar al gobierno y al país a tener éxito”, señaló.

Una vez cumplido el trámite de la integración de gabinete, se espera que los ministros presten juramento la próxima semana.

“No es un Gobierno de derechas, de centro o de izquierdas sino de todo el pueblo de Israel”, señaló Bennett, líder ultranacionalista que aunque no logra Defensa ni Exteriores, obtiene para su pequeño partido dos importantes carteras.

Netanyahu presentará los próximos días su nueva coalición en el Parlamento. Los dos puestos más importantes del gabinete, primer ministro y Defensa, no varían de manos y se quedan por tanto en el Likud: Netanyahu y Moshe Yaalon.

Durante su campaña, el mandatario conservador generó polémica en Medio Oriente debido a sus declaraciones de rechazo a la comunidad palestina, además de que se negó a reconocer esa región como un Estado autónomo.

Asimismo, ocasionó divisiones entre republicanos y demócratas estadounidenses al criticar el plan de negociaciones entre EU e Irán. Los rivales de Barack Obama reiteraron su apoyo al mandatario judío.

Los más divididos en 30 años

Pese a que obtuvo la victoria más amplia de su carrera en los comicios de hace dos meses, el primer ministro de Israel Benjamin Netanyahu gobernará con la coalición más estrecha en Israel desde los años 80.

Su tercer gobierno consecutivo enfrenta la hostilidad no disimulada entre los cinco partidos que lo componen y con menos apoyos de los esperados.

“No estamos muy contentos ni es lo que esperábamos en la noche de las elecciones pero es preferible a no gobernar”, declaró un alto militante del oficialista Likud que junto al partido centrista Kulanu, el sionista religioso Bayit Yehudi y las dos facciones ultraortodoxas (Shas y Judaísmo de la Torá) componen el llamado Gobierno 61.