No debe negociarse con el narcotráfico: Pascual

JJ Macías, apenado por narración de comentarista de Multimedios
Por:

Notimex

Washington.- El embajador de Estados Unidos en México, Carlos Pascual, sostuvo que, bajo ninguna circunstancia, debe haber negociación con los cárteles del narcotráfico en México, porque eso implicaría la profundización de su "negocio negro".

"Lo que quiere la delincuencia organizada es tomar control a nivel municipal para mantener un negocio negro, que siempre va a ser negro y nunca va ser bueno para el país", señaló el diplomático en entrevista con Notimex y con un diario mexicano.

Advirtió que "la solución no es negociar con ellos y darles control, porque todavía ellos van a seguir luchando uno contra el otro. Y lo más que uno deje el control a los narcotraficantes, lo más que van a establecerse en todas las ciudades y profundizar sus raíces".

Pascual, quien viajó a Washington para asistir a una reunión del Departamento de Estado con sus jefes de misión en el hemisferio, confió no obstante en que hay un consenso político en México de que no debe cejar la lucha contra el narcotráfico.

"He hablado con representante de los tres partidos políticos principales (PAN, PRI y PRD). Todos reafirman que esta lucha contra los narcotraficantes tiene que seguir", puntualizó el diplomático de origen cubano.

"Obviamente hemos oído de vez en cuando que lo que se debe hacer es negociar con ellos y hacer ciertos compromisos, pero esas son las excepciones (.) Lo más que se hagan compromisos ahí, lo más se van a infiltrar. No es un camino que se pueda seguir", remató.

Pascual, quien fungía como vicepresidente de la liberal institución Brookings de Washington antes de aceptar conducir la sede diplomática en México, dijo asimismo no compartir el temor de que mengue la lucha antidrogas tras las elecciones de 2012.

"El riesgo que algunos han dicho de que a lo mejor con las elecciones de 2012 de alguna manera se va a aflojar está lucha contra los narcotraficantes, yo no lo veo", insistió.

Sin embargo, Pascual consideró "justo" que haya un debate público sobre el diseño de la estrategia y sobre las maneras más efectivas de conducir las políticas públicas.

El diplomático señaló que Estados Unidos está comprometido a ayudar a México con más intercambio de información e inteligencia, tanto de agencias policiales como del Centro de Inteligencia de El Paso para mantener una comunicación efectiva.

Asimismo, manifestó que se analiza el tipo de inversiones que se pueden hacer en el aspecto socioeconómico, de creación de empleos, de retomar áreas publicas, invertir en infraestructura, centros escolares y programas para la juventud.

"En ese sentido (se busca) crear una agenda positiva, al mismo tiempo que se está reforzando la seguridad", dijo. Agregó que Washington seguirá dando apoyo institucional, particularmente para el proceso de reforma judicial.

Pero Pascual aclaró que los fondos provendrán principalmente de México. "Los recursos principales vienen del lado mexicano. México es una económica emergente y tiene las capacidades para hacer estas inversiones", precisó.

Explicó que Estados Unidos apoyará a traducir los factores que influyen en la violencia en programa específicos. "Cómo conectar todo con las autoridades y el presupuesto, es un reto absolutamente enorme", reconoció.

Pascual enumeró sin embargo experiencias como la emisión de bonos por 300 millones de dólares del gobierno de Quintana Roo y proyectos con Hidalgo y Michoacán, así como la posibilidad de financiamiento del BID (Banco Interamericano de Desarrollo) o del NADBANK (Banco de Desarrollo de América del Norte).

"Es el tipo de trabajo que tenemos que hacer ahora, porque haciendo así podemos hablar de inversiones de cientos de millones de dólares y no de decenas de millones", señaló.

Interrogado sobre el apoyo a México en la próxima etapa de la iniciativa, Pascual declinó hablar de montos, pues señaló que el tema está en este momento siendo objeto de discusión en el Departamento de Estado.

"Estamos mirando el presupuesto", dijo. "El presupuesto de la administración obviamente será presentado al gobierno en febrero", indicó.

Estados Unidos aprobó fondos por mil 351 millones de dólares a México como parte de sus compromisos en los primeros tres años originales de la Iniciativa Mérica, lanzada por el presidente Felipe Calderón y el entonces presidente George W. Bush en 2007.

México y Estados Unidos pusieron en marcha la evaluación de los primeros tres años de la Iniciativa y perfilan una nueva fase de cooperación bilateral, orientada menos al tema de equipamiento y más al fortalecimiento institucional.

nrg