Luego de tiroteo en Buffalo

NY va contra armas y red de radicalización

La gobernadora plantea bloquear el fácil acceso al armamento; pide rastrear sitios web que difunden odio

La mandataria de NY muestra un arma semiautomática, uno de los mayores peligros en el país.
La mandataria de NY muestra un arma semiautomática, uno de los mayores peligros en el país.Foto: AP
Por:
  • La Razón Online

Luego del tiroteo en un negocio de Buffalo, el gobierno de Nueva York endureció las medidas en torno al uso de armas, para detener la creciente amenaza del terrorismo doméstico, que consideró una “amenaza mortal”.

La gobernadora Kathy Hochul firmó órdenes ejecutivas para cerrar el vacío legal en torno al uso de armas de fuego, al recordar que el crimen perpetrado por un supremacista pone la mira en la combinación de discurso de odio y el fácil acceso a estas armas, especialmente las modificadas ilegalmente.

A cuatro días del crimen de tintes racistas, la mandataria impulsa una legislación para hacer que todas las armas, sin excepción, estén sujetas a leyes y elevar la protección extrema para ahondar la llamada bandera roja para alejar este armamento de personas peligrosas, en referencia a problemas mentales.

Asimismo, la demócrata busca imponer una técnica de marcado, para que cada munición y cartucho tengan su “huella”, lo que permitirá identificar al o los responsables de un crimen violento.

Hochul también puso énfasis en lo que el presidente Joe Biden catalogó como “veneno”, ante la difusión de teorías e ideologías racistas, por lo que ordenó rastrear sitios de radicalización, pues el atacante de Buffalo era seguidor de sitios web de supremacistas, incluso se asumía como uno y transmitió, promovió y facilitó este tipo de violencia a través de plataformas como Twitch.

Al respecto, puntualizó que el objetivo es identificar a individuos radicalizados, que pueden representar una amenaza a la población, así como amenazas amplificadas en redes sociales, esto luego de que Biden exhortara a los estadounidenses a rechazar las mentiras y teorías de conspiración contra las minorías, mismas que se difunden principalmente por Internet y redes sociales.

Por ello contempla abrir una unidad especial dedicada a la prevención del terrorismo doméstico, mismo que se centrará en la evaluación de amenazas.