Obama libera a 15 reos, pero deja a la deriva cierre de Guantánamo

Obama libera a 15 reos, pero deja a la deriva cierre de Guantánamo
Por:

En junio de 2007 el presidente Barack Obama aseguró, como promesa de campaña, que cerraría la prisión de Guantánamo, ubicada en la bahía del oriente cubano del mismo nombre. A cinco meses de que el mandatario deje la Casa Blanca el cierre de la penitenciaría parece lejano.

Barack Obama transfirió ayer a 15 prisioneros del centro de detención de Guantánamo, en el envío de presos más numeroso producido durante su administración. Son doce yemeníes y tres afganos, fueron transportados a Emiratos Árabes Unidos.

Abierta desde el año 2002, Guantánamo se ha convertido en un vergonzoso secreto a voces para el Ejecutivo americano debido a las continuas acusaciones de tortura y tratos vejatorios por parte de los prisioneros. En un primer momento, cerrarla parecía fácil: con la opinión pública a favor de su cierre, pocos días después de aterrizar en el Despacho Oval, Obama lanzó un decreto leyen el que declaró que la prisión tenía que ser cerrada antes de un año. Pero pronto se convirtió en un dolor de cabeza que ha persistido durante los dos mandatos del presidente cuando comenzó a tomar cuerpo la idea de que la alternativa a Guantánamo era transferir a los detenidos a terceros países o... a territorio americano.

“Al cierre de Guantánamo se opone, en parte, gente que tiene miedo de que los detenidos sean trasladados a algún lugar cerca de ellos”, declaró William Banks, director del Instituto para la Seguridad Nacional y el Antiterrorismo de la Universidad de Syracusa, a La Razón.

Actualmente, el Congreso impide a Obama utilizar fondos para cerrar Guantánamo o modificar cárceles en territorio americano para trasladar a los presos.

Obama puso el acelerador en febrero pasado al presentar un programa al Congreso para transferir cierto número de prisioneros a países extranjeros y trasladar al resto, los que fuesen demasiado peligrosos, a otro centro penitenciario en el país vecino.

Declaró que el plan no consistía sólo en clausurar el trístemente conocido centro penitenciario, sino en “cerrar un capítulo en nuestra historia”. A lo que añadía: “Mantener este centro abierto es contrario a nuestros valores socaba nuestra ubicación en el mundo.

Es visto como una mancha en nuestro historia de mantenimiento de los estándares más altos del Estado de Derecho”.

El profesor Banks considera que ha sido un “error político”, que Obama tuvo varias oportunidades al principio de su presidencia de llegar a acuerdos con el Congreso en lo concerniente al complejo penitenciario, y no cree que Obama conseguirá cerrar la prisión antes de noviembre, lo que deja en el aire qué pasará con ella después de noviembre.

Clinton hereda equipo de Obama

La candidata demócrata Hillary Clinton presentó al equipo que preparará la transición en la Casa Blanca en caso de que sea ella quien gane las elecciones presidenciales de noviembre próximo y en el que figuran antiguos miembros de la administración de Obama.

Entre los miembros del grupo que acompañará a la exprimera dama se encuentran Ken Salazar, antiguo senador por Colorado, el exasesor de Seguridad, Tom Donilon, la exgobernadora de Michigan Jennifer Granhol, la presidenta del Centro para el Progreso Americano Neera Tanden —antigua asesora de Obama—, y Maggie Williams, directora del Instituto de Política de Harvard.

Dos asesores en materia política de la campaña de la exsecretaria de Estado, Ed Meier y Ann O’Leary, también pasarán a integrarse en el equipo, mientras que la directora del Centro Washington para el Crecimiento Equitativo, Heather Boushey, será la economista jefe.

El anuncio se produce cuando Clinton parece haber ganado impulso en los sondeos frente a su rival republicano Donald Trump. Algunos sondeos le dan hasta 10 puntos de ventaja sobre el republicano.