Obama se compromete a luchar contra el derrame

JJ Macías, apenado por narración de comentarista de Multimedios
Por:
  • larazon

Notimex

Miami.-El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, se comprometió hoy en una visita a Florida a “luchar con todo lo que tenemos” contra el mayor desastre ecológico en la historia del país, causado por el derrame de crudo en el Golfo de México.

En un discurso en la Estación Aeronaval de Pensacola, en el noreste de Florida, Obama observó los contrastes de la crisis provocada por el derrame y dijo: “La arena es blanca. El agua es azul” y sin embargo, añadió “las manchas de petróleo están en la costa”.

El mandatario señaló que el país se enfrentaba a un desastre ambiental sin precedentes y se comprometió a “seguir con una respuesta sin precedentes (...) vamos a luchar con todo lo que tenemos”, aseveró.

Obama dijo a los residentes de las zonas costeras de la Florida amenazadas por la propagación del crudo que el compromiso del gobierno con ellos “es de largo plazo” y eso incluye que la empresa británica BP, responsable del derrame, pague por el daño.

En su visita el presidente recibió quejas como la del empresario Mike Pinzone, quien le dijo que los negocios de la zona han sido afectados por el derrame de crudo y que las ventas han caído en 40 por ciento.

Obama concluyó una visita de dos días a las zonas costeras afectadas por el mayor derrame de crudo en la historia del país y regresó a Washington D.C. para preparar un discurso a la nación, en el que esbozará sus planes contra la fuga que ya cumple casi dos meses.

El presidente adelantó en su discurso en Florida que parte de esa alocución estaría dedicada a asegurar que las reclamaciones de los afectados a British Petroleum (BP) reciban una repuesta rápida y justa.

Obama agregó que se reunirá este miércoles con ejecutivos de BP para discutir las principales necesidades de los empresarios que ha escuchado durante su visita a las zonas costeras afectadas del Golfo de México.

El vocero de la Casa Blanca, Robert Gibbs, adelantó que el mandatario podría ordenar que el gobierno maneje si es necesario algunos reclamos contra BP para asegurar que la gente reciba la ayuda para recuperarse más rápido.

Durante su visita, el mandatario estadunidense estuvo acompañado por el gobernador de Florida, Charlie Crist y el almirante de la Guardia Costera Thad Allen, quien es jefe del equipo de respuesta contra el derrame.

Autoridades de Florida han cerrado la pesca de peces y mariscos en unos 37 kilómetros de la costa en el noreste de la entidad para prevenir que las personas ingieran alimentos contaminados por el petróleo.

De acuerdo con los resultados de una encuesta, los estadunidenses consideran que los efectos del derrame se resentirán por décadas, que algunas playas contaminadas no se recuperarán de inmediato y que la población de peces y aves no volverán a sus niveles previos.

vms