Obispo pronuncia inusual discurso sobre gays en Colombia

JJ Macías, apenado por narración de comentarista de Multimedios
Por:

Foto: Especial

Un prestigioso obispo católico en Colombia pronunció fuertes e inusuales frases sobre el tema de los homosexuales, e incluso se atrevió a decir que no se sabe si alguno de los apóstoles o la Magdalena fueron gays.

"No sabemos si alguno de los discípulos era mariconcito, no sabemos... no sabemos si la Magdalena era lesbiana, no sabemos", aseguró monseñor Juan Vicente Córdoba Villota, obispo de Fontibón —una localidad de Bogotá_, durante un foro sobre la adopción en el país por parte de parejas del mismo sexo que se llevó a cabo en la Universidad de los Andes en la capital colombiana.

Al igual que el papa Francisco, Córdoba Villota es jesuita. Ya el pontífice ha dicho que si un homosexual es buena persona, "¿quién soy yo para juzgarle?"

Córdoba se preguntó igualmente: "¿Cuándo dijo Jesús: oye Juan, tú estás como muy así, muy asá, no se puede caminar de esta manera, no se vistan así? Lo único que les dijo fue 'un mandamiento nuevo os traigo: que os améis los unos a los otros como yo los he amado'''.

A las parejas gays, el prelado católico les envió un mensaje: "Yo les digo hermanos homosexuales y lesbianas: cuando se casen tengan hogares bonitos, tengan lo que nosotros llamamos la fidelidad".

Desde su punto de vista, "ninguna atracción es mala... Cuando se dice que un homosexual es pecador, yo diría que lo mismo se podría decir o no decir de un heterosexual".

Sin embargo, Córdoba advirtió que no está de acuerdo con la adopción igualitaria porque, según dijo, cuando el niño tenga 12, 13 o 15 años "va a decir en sus adentros —nunca lo va a decir para afuera, o de pronto sí_: ¿por qué eligieron por mí?".

La Corte Constitucional, el máximo tribunal del país en asuntos de la Carta Magna, se apresta en las próximas semanas a votar definitivamente si en Colombia dos hombres o dos mujeres pueden adoptar. Como recientemente hubo un empate a cuatro votos entre los magistrados del alto tribunal, hubo necesidad de escoger a un conjuez, el jurista Jaime Córdoba Triviño, para que dirima el polémico tema.

La ponencia del caso está a cargo del juez Jorge Iván Palacio, quien sostiene que, según expertos, científica y médicamente no está probado que menores de edad puedan sufrir traumatismos si su crianza corre a cargo de parejas gays.

La Iglesia católica y la Procuraduría se han opuesto a cualquier tipo de adopción por parte de homosexuales. En cambio, otras entidades públicas como la Fiscalía y la Defensoría del Pueblo la han apoyado públicamente.