“Oro gris”, la triste historia del Congo

“Oro gris”, la triste historia del Congo
Por:

Ángel Salinas / razón.com.mx

Hilary Rodham Clinton, secretaria de Estados Unidos, emprenderá el próximo lunes una gira por África. Siete países en su agenda, con el objetivo de afrontar los conflictos en el continente, desde Somalia y Zimbabue, pasando por el Congo y Liberia. En Francfort, Alemania, se anuncia que las ventas de telefonía celular equipada con procesadores de sistemas de posicionamiento satelital, GPS, registrarán un crecimiento del 34%. De 57 millones de unidades en 2008 hasta 77 millones de unidades en 2009. Parecieran noticias distantes, sin embargo, un punto las une: El coltán. Un país lo genera: La República Democrática del Congo.

En los últimos meses retomó interés la explotación del mineral, su comercialización, la proliferación de guerras de poder por el dominio de zonas a explotar, el tráfico, la devastación forestal y natural… Existe el mal y ha prevalecido por décadas. Nada nuevo, acaso el confirmar a la zona como punto estratégico de dominio por parte de Estados Unidos.

Asunto habitual resultan las vejaciones a mujeres, en su mayoría niñas, como lo destaca la ONU y la Global Witnes en sus intentos constantes por dar a conocer la serie de atropellos a que se ha expuesto la población femenina africana, que enmarca en forma acertada, Cristine Schuler Deschryver, activista de derechos humanos, “estamos ante la presencia de terrorismo sexual, porque es una devastación (no se pueden imaginar lo que ocurre en el Congo)... Hablamos de un nuevo tipo de cirugía para reparar a las mujeres, porque están totalmente destruidas”.

Normal es el ver en las minas de coltán a miles de jornaleros que venden la mano de obra a costo paupérrimo, en su mayoría rostros infantiles enmarcados por las secuelas del agobiante sol; así como a cientos de presos que bajo la consigna de ver reducidas sus condenas se suman a la tarea de explotación; otro sector lo comprenden refugiados, campesinos o ganaderos que en aras de conseguir unas monedas acuden a esos largos jornales que son retribuidos con la cifra mágica de 10 dólares por kilo recolectado. Para ellos unos minutos de placer por largas horas de explotación. Lejos están de ver el valor real de su labor, la cotización del coltán procesado tiene costos de 300 a 400 dólares el kilo. Y mientras las grandes multinacionales ven incrementadas sus arcas, la población de trabajadores se ve reducida: ¡cerca de 4 millones de mineros han muerto en las zonas!

Intereses a considerar tras la visita Clinton

¿Ahí radicará la importancia estratégica de Clinton en su visita a un país inmerso en conflictos bélicos, devastación y hambrunas? Lo que prevalece es la importancia de la zona por la presencia del llamado “oro gris” o coltán en su subsuelo. Y es que todo gira en torno al Congo. Este país posee cantidades asombrosas de: Oro, diamantes, cobre, cobalto, manganeso, zinc, cadmio, plata, uranio y otros minerales escasos en el planeta y de gran valor estratégico como coltán, casiterita, europio, thorio, niobio y pirocloro.

Toman relevancia los reportes de la británica Global Witnes, quién a raíz de un estudio minucioso de la Ecole de Guerre Economique (EGG), revelaron a corporaciones como la Cabot Corporation y al OM Group, de Estados Unidos; la HC StarcK de Alemania; y la Nigncxia, de China como eje rector de la situación bélica que prevale en el área.

Pero… ¿Qué papel juega el coltán en todo esto? Sucede que uno de los usos más importantes de este producto es en la fabricación de superconductores, materiales que a cierta temperatura sufren una disminución drástica de su resistividad, permitiendo así el paso de la corriente eléctrica sin impedimentos. Algunas aplicaciones son los imanes superconductores, empleados en dispositivos de levitación magnética, en las máquinas para resonancia magnética nuclear o en el direccionamiento del haz de un colisionador de partículas. Según la mecánica cuántica, cuanto más profundo se penetra en la materia, más energía se necesita. Los dispositivos que permiten esta observación se denominan aceleradores, que se basan en la generación de una determinada energía (cinética) a base de acelerar a grandísimas velocidades, cercanas a la velocidad de la luz, ciertas partículas elementales, esto es, los componentes más básicos o indivisibles de la materia. Los superconductores también se utilizan para hacer circuitos digitales y elementos electrónicos para estaciones base de telefonía celular.

Es más relevante, cuando se establece que el coltán de la región representa el 80% de las reservas mundiales del Tantalio (metal extraído del coltán). Lo que está en juego para los países enlistados por la Global Witnes radica en su sistema de defensa y alta tecnología, además del potencial económico efectivo, pues el tantalio es indispensable para la industria aeronáutica y aeroespacial. De ahí el reconocimiento del Pentágono como factor clave de defensa.

Los informes de los dos grupos de investigación concluyen que la guerra en las dos Kivu (zonas de distensión), con frecuencia catalogada como “étnica”, se enmarca en un conflicto mucho más vasto que tiene implicaciones económicas y estratégicas que van mucho más allá del Congo y de la misma África. Los diversos movimientos de guerrilla y los ejércitos que actúan en las dos provincias congolesas se disputan el control de los yacimientos minerales. Detrás están algunos Estados africanos, utilizados para exportar minerales ilícitamente sustraídos a los congoleses, así como algunas multinacionales mineras y diversas potencias que dependen del coltán y de otros minerales estratégicos del área.

¿Cuál es el papel de Estados Unidos?

En 1996, Estados Unidos, apoyó una invasión de fuerzas militares de las vecinas Rwanda y Uganda. El motivo que se esgrimía era que Rwanda podía contrarrestar así a los hutus, que habían masacrado a ciento de miles de tutsis en aquél país en 1994 y que habían escapado al este a la República Democrática del Congo (RDC). En 1998 tomaron las áreas mineras estratégicas. Según la ONU y otras fuentes, el ejército de Rwanda (detrás, Estados Unidos), utilizaron violaciones y torturas como arma para forzar a la población congolesa a trabajar en las minas como mano de obra barata. El coltán sale de las minas a través de Rwanda. Las empresas transnacionales con capacidad tecnológica convierten el coltán en tantalio en polvo y lo venden a Nokia, Motorola, Compaq, Sony y a otros fabricantes que lo usan en teléfonos celulares.

Cobra importancia el saber que Uganda no posea coltán en su territorio, sin embargo, desde 1999 se convirtió en zona de exportación. ¿Por qué? Reina el tráfico ilegal, mismo que le permite negociar cerca de 80 toneladas de mineral al año. Lo mismo ocurre con Rwanda, que por año supera ingresos de 10.5 mde.

En las últimas guerras, Estados Unidos proporcionó armas y entrenamiento militar. En el 2002 el World Policy Institute, con base en Nueva York, publicó un informe revelador: el país estadounidense envió 1.5 mdd en armas y formación militar a África durante la guerra fría (1950). De 1991 a 1995, proporcionó ayuda militar a 50 países de África y entre 1991 y 1998 la venta de armas y programas de formación militar a África ascendió a 227 mdd.

¿Cuál el factor clave? Tal vez la visita de Hilary radica en esa relación de intereses económicos regidos a través de la riqueza de la zona, puesto que es estratégicamente fundamental para el centro por contar con frontera con nueve países. En concreto, Controlar la RDC es paso clave para extender dominios a la África subsahariana.

¿Qué es el coltán?

Propiamente no es un mineral establecido. Su término responde a la contracción de la columbita, óxido de niobio con hierro y manganeso (Fe, Mn), Nb2O6 y la tantalita, óxido de Tántalo con hierro y manganeso (Fe, Mn), Ta2O6.

Empresas que trafican el coltán en el este del Congo:

Commet Uganda Coltan Trading (sociedad radicada en Uganda)

Afrimex (Gran Bretaña)

Amalgamated Metal Corp. (Gran Bretaña)

Cabot Corporation Tantalum Processing (EE UU)

Cogecom Coltan Trading (Bélgica)

Eagle Wings Resources Coltan Exploitation (Ruanda)

Euromet (Gran Bretaña)

Finconcord SA (Suiza)

Finmining (Antillas)

H.C. Starck GmbH & Co Coltan Processing (Alemania)

Kemet Electronics Capacitor Manufacture (EE UU)

Malaysian Smelting Corp. Coltan Processing (Malaisia)

Nac Kazatomprom Tantalum Processing (Kazajastán)

Ningxia Non Ferrous Metals (China)

Pacific Ores Metals Coltan Trading (China)

Raremet Ltd (Antillas)

SLC Germany GmbH (Alemania)

Sogem (Bélgica)

Speciality Metals Company SA (Bélgica)

Trademet SA (Bélgica)

Trinitech International Inc. (EE UU) y

Vishay Sprague Manufacture (EE UU-Israel).

Fuente: South África Resource Watch

asc