Ortega aplasta a balazos un mitin de la resistencia

Ortega aplasta a balazos un mitin de la resistencia
Por:

El brazo represor del gobierno del presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, volvió a pegar a ciudadanos inconformes con su política; ayer, 38 personas que participaban en una manifestación en Managua fueron detenidas acusadas de “instigar y provocar” actos violentos.

La acción de la Policía nicaragüense se enmarca dentro de la nueva política de prohibición de manifestaciones públicas que no cuenten con un permiso del gobierno.

El enfrentamiento entre opositores y fuerzas de seguridad comenzó cuando la Policía disparó bombas de ruido en contra de un grupo de personas que esperaba sumarse a la protesta.

De acuerdo con reportes de la prensa local, en Twitter, los agentes policiales arrastraron por el pavimento a jóvenes, adultos y ancianos para llevarlos hasta las patrullas.

[caption id="attachment_813104" align="alignnone" width="1654"] Algunos fueron llevados a la cárcel, acusados de instigar la violencia. Fotos: AP[/caption]

Azáhalea Solís, miembro de la coalición Unidad Nacional Azul y Blanco y organizadora de la protesta, dijo a los medios que entre los detenidos están Ana Margarita Vijil y Tamara Dávila, dirigentes del disidente Movimiento Renovador Sandinista (MRS), así como José Antonio Peraza, del también opositor Movimiento por Nicaragua (MPN). Según Solís, la Policía también se llevó a varios niños.

“Esta ola represiva de Daniel Ortega es un reflejo de su brutalidad policial contra ciudadanos que expresan sus derechos de exigir que se vaya esta dictadura”, dijo la también abogada.

El diario La Prensa, de Managua, reportó que más de 300 antimotines y policías arrastraron y golpearon a los protestantes, mientras fuerzas de choque del régimen lanzaban piedras a los conductores que intentaban grabar la escena desde su auto.

La mayoría de ciudadanos detenidos son personas de la tercera edad, también hay algunos niños, reseñó el diario.

[caption id="attachment_813105" align="alignnone" width="1654"] Mujeres piden auxilio en una camioneta patrulla, al ser trasladadas por la Policía.[/caption]

A través de un comunicado, la Policía de Nicaragua informó que de los 38 detenidos, ocho fueron liberados y 30 están siendo investigados para “determinar niveles de responsabilidad penal”.

Organismos de Derechos Humanos pidieron el cese a la violencia. El primero en pronunciarse fue el secretario general de la Organización de Estados Americanos, Luis Almagro. “Exigimos al gobierno de Nicaragua libere a manifestantes retenidos, respete el derecho a la protesta pacífica en el país y cese la represión y todo tipo de intimidación contra líderes políticos y la población civil”, escribió en su cuenta de Twitter.