Martes 24.11.2020 - 05:28

Otros 91 muertos en la semana posterior a los tiroteos de EU

Otros 91 muertos en la semana posterior a los tiroteos de EU
Por:

Una niña asesinada de manera accidental por su padre, durante un viaje de pesca en Montana; una mujer muerta en un hotel tras discutir con su esposo en Dallas y varios jóvenes menores de 21 años caídos después de que tiradores sin razón aparente les lanzaran tiros mortales en la calle mancharon de sangre a Estados Unidos la semana pasada, que inició con una serie de tiroteos en masa en Gilroy, California; El Paso, Texas, y Dayton, Ohio.

A los más de 30 muertos registrados durante los referidos ataques masivos, se suman 91 casos de personas que fueron asesinadas a tiros en 47 estados del país, según el conteo del Archivo de Violencia Armada de Estados Unidos, un grupo sin fines de lucro que utiliza noticias locales e informes policiales para rastrear incidentes con armas de fuego.

De acuerdo con este reporte, las otras muertes —que no tuvieron un espacio en la agenda de los periódicos y noticiarios estadounidenses— fueron asesinatos, suicidios y accidentes que ya son tan cotidianos que no atraen la atención de la audiencia; sin embargo, en muchos sentidos, muestran el verdadero costo de la violencia armada endémica en EU.

El grupo de defensa de control de armas, Everytown for Gun Safety, dio cuenta de más de 36 mil personas ultimadas en Estados Unidos a tiros, cada año en promedio, lo que equivale a aproximadamente 100 casos al día, o uno cada 14 minutos.

El organismo también concluyó, según sus compilaciones, que los suicidios, también representan más de 60 por ciento de esas muertes (un poco más de un tercio son homicidios); la tasa de suicidios con armas en EU es 10 veces mayor que la de otros países de altos ingresos.

El acceso a un arma aumenta el riesgo de muerte por suicidio en tres veces. Estos casos se concentran en estados con altas tasas de posesión de armas.

De acuerdo con el informe de Every-town, la mayoría de las personas que intentan suicidarse no mueren, a menos que usen un arma. En todos los intentos para quitarse la vida que no involucran un arma de fuego, menos del cinco por ciento resultó en muerte.

Todos los días, 100 estadounidenses son víctimas de asesinatos con arma y cientos más baleados y heridos. Los efectos de la violencia armada se extienden mucho más allá de estas bajas: la violencia armada da forma a la vida de millones de personas que la presencian, conocen a alguien que recibió un disparo o viven con miedo al próximo tiroteo.

Las estimaciones también se insertan al debate en tendencia sobre un posible aliento de los crímenes por el discurso del presidente de EU, Donald Trump, quien se ha pronunciado en contra de algunas minorías en el país, por ejemplo, los inmigrantes indocumentados.

En este sentido, el informe denuncia que los estadounidenses negros representan la mayoría de víctimas de homicidios con armas de fuego. De hecho, los negros son 10 veces más propensos que los blancos a morir por homicidio armado.

El Dato: Las mujeres en Estados Unidos tienen 21 veces más probabilidades de morir por homicidio con arma de fuego que las mujeres en otros países con altos ingresos y calidad de vida.

Estos indicadores desbordan sobre la mesa de un debate político en Washington sobre la necesidad de poner más restricciones a los consumidores de armas frente a una industria que se niega a la medida en defensa de sus intereses.

También te puede interesar:

http://www.3.80.3.65/mundo/protestan-en-el-paso-por-ataque-armado-de-hace-8-dias-eu-policia-balacera-donald-trup/

http://www.3.80.3.65/mundo/trump-asegura-que-norcorea-se-disculpo-por-misiles-kim-jong-un/