Lunes 6.07.2020 - 16:00

Paises democraticos dan el no a la Constituyente

Países democráticos dan  el no a la Constituyente
Por:

El rechazo internacional se produjo al unísono. Al menos 11 naciones dijeron no a la Asamblea Nacional Constituyente que el chavismo piensa instalar en Venezuela en las próximas horas. La falta de apoyo de los venezolanos fue evidente para los gobiernos democráticos del hemisferio.

México, Argentina, Chile, Perú, Estados Unidos, Panamá, Colombia, Brasil, Canadá, España y Costa Rica emitieron comunicados en los cuales dejaron sentadas sus posiciones respecto a los comicios que convocó la dictadura de Maduro.

El gobierno de Enrique Peña Nieto aseguró, a través de la Secretaría de Relaciones Exteriores, que “México no reconoce los resultados de la elección de los integrantes de la Constituyente en Venezuela y lamenta que el gobierno de ese país haya decidido llevar a cabo unos comicios contrarios a los principios democráticos reconocidos universalmente, que no se apegan a la Constitución de la República y que profundizan la crisis en que se encuentra el país”, reza el texto.

Por su parte el Ejecutivo peruano aseguró que la elección chavista “viola normas de la Constitución venezolana y contraviene la voluntad soberana del pueblo, representado en la Asamblea Nacional”.

Por su parte, Argentina —aliado del chavismo bajo la administración de los Kirchner— afirmó: “el gobierno argentino lamenta que el gobierno venezolano, desoyendo los llamados de la comunidad internacional, incluyendo el de los países del Mercosur, haya proseguido con la elección a una Asamblea Constituyente que no cumple con los requisitos impuestos por la Constitución de ese país”.

También Canadá se unió a las denuncias, y su ministra de Exteriores, Chrystia Freeland, condenó “la acción significativa y antidemocrática llevada adelante por el régimen venezolano” y lamentó las pérdidas humanas y la “escalada de violencia en el país”.

El Ejecutivo español dijo que “la Asamblea resultante de la votación de hoy no representa la voluntad mayoritaria de los venezolanos, no tiene atribuidas conforme a la Constitución facultades legislativas que corresponden a la Asamblea Nacional y no es la solución a los graves problemas de confrontación política y crisis humanitaria que asolan al país”.

El gobierno de Chile manifestó por su parte su “profunda decepción” por la “decisión ilegítima” de llevar a cabo la Constituyente en Venezuela “sin las más mínimas garantías para una votación universal”. Finalmente, Costa Rica también aseguró que “no reconoce y considera nulo e ilegítimo el proceso y resultados de la Asamblea Nacional Constituyente en Venezuela”.

El primero en pronunciarse fue el presidente colombiano Juan Manuel Santos, quien el pasado viernes indicó: “esa Asamblea Constituyente tiene un origen espurio y por consiguiente sus resultados tampoco podremos reconocerlos”.

Le siguió el gobierno de Panamá quien en un comunicado señaló que los comicios presentan “vicios” y que como consecuencia “no reconocerá” los resultados.