Paran pesquisas por pederastia

Vino oficial del Tour de Francia es chileno, no francés
Por:
  • larazon

AP / Bruselas

El panel designado por la Iglesia católica para investigar abusos sexuales presuntamente perpetrados por clérigos en Bélgica decidió clausurar sus actividades, luego de que la policía confiscara todos sus archivos durante una redada la semana pasada, dijo ayer presidente del grupo.

Peter Adriaenssens, un psiquiatra infantil que encabezó el grupo, acusó a las autoridades belgas de traicionar la confianza de casi 500 víctimas que presentaron sus denuncias ante el comité en los últimos dos meses. Al mismo tiempo, culpó a los fiscales estatales por ir tras víctimas que están demasiado traumatizadas para hablar con la policía.

El panel decidió terminar su trabajo porque no tiene documentos con base en los cuales pueda trabajar, dijo Adriaenssens.

La policía realizó una redada en la sede del comité el jueves, confiscó documentos y computadoras de la oficina del arzobispo belga y abrió la cripta de un prelado en una catedral.

“Ahora queda en manos de los obispos (belgas) cuidar de las víctimas y continuar sus denuncias”, dijo el panel en un comunicado.

Glenn Audenaert, quien preside la policía judicial de Bélgica, señaló que respeta al psiquiatra, pero “su comisión fue creada por la Iglesia. Esa comisión no puede iniciar un juicio. Sólo lo puede hacer el departamento de Justicia”.

El pasado domingo 27 de junio, el papa Benedicto XVI expresó que las redadas fueron “deplorables”, su primer comentario en torno al distanciamiento diplomático entre Bélgica y el Vaticano por las acciones de la policía.

Adriaenssens asoció los allanamientos con una posible investigación estatal sobre el encubrimiento de abusos por parte de la Iglesia.

La Iglesia belga se estremeció el 24 de abril cuando su obispo con más años de servicio, Roger Vangheluwe, abandonó el cargo tras admitir que había abusado de un niño cuando estaba a cargo el ex arzobispo de Godfried Danneels.