Parlamento ruso respalda nuevo gobierno de Putin

Parlamento ruso respalda nuevo gobierno de Putin
Por:

La duma rusa respaldó la sorpresiva nominación, por parte de Vladimir Putin, de un nuevo primer ministro, después de la llamada “revolución de enero”, como la prensa internacional llama a las reformas políticas planteadas, con las que el líder pretende ampliar sus poderes, cuando deje la presidencia.

La Cámara baja se pronunció por Mikhail Mishustin, de 53 años, como jefe del gobierno de Putin, un perfil poco político. La sesión no tuvo votos en contra; 383 a favor (de 424) y 41 abstenciones.

Te puede interesar: Fuerzas de Evo eligen a líder indígena como su candidato

Mishustin, quien dirigió el servicio de impuestos del país, dijo que nombraría a su gabinete en el futuro cercano. Su elevación es parte de una sacudida radical del sistema político anunciada por Putin, que llevó a la renuncia de Dmitry Medvedev, como primer ministro.

Se considera que los cambios le dan a Putin, de 67 años, la posibilidad de extender su control sobre el poder, una vez que deje la presidencia en 2024. Ha dominado la política rusa, como presidente o primer ministro, durante dos décadas.

La salida abrupta del gobierno de Medvedev también le permite a Putin demostrar que responde al descontento público, después de años de apretarse el cinturón y un aumento impopular en la edad de las pensiones.

Medvedev, jefe del gobierno desde 2012, fue un pararrayos para las frustraciones de los rusos, al supervisar una economía sacudida por una recesión, sanciones occidentales y oscilaciones en el precio del petróleo.

Los salarios reales han caído durante más de cinco años y han erosionado gradualmente las calificaciones de popularidad del gobierno, aumentando la posibilidad de que comiencen a desangrarse en las propias calificaciones de Putin.

La situación fue vista como una preocupación para el Kremlin, antes de las elecciones parlamentarias del próximo año y como algo que podría hacer que una transición sin problemas para Putin sea más difícil de lograr. Las reformas le darían la opción de asumir un papel mejorado como primer ministro o un nuevo papel como jefe del Consejo de Estado.

El dato: El mandatario ruso sostuvo el jueves una reunión con un grupo de trabajo que creó para considerar sus propuestas. Le dio alrededor de un mes para entregar sus conclusiones.