Viernes 14.08.2020 - 03:17

Parricidio frances: Marine saca a su papa de partido

JJ Macías, apenado por narración de comentarista de Multimedios
Por:

Fotos Especial y AP

El partido ultraderechista francés Frente Nacional (FN) suspendió ayer temporalmente de la militancia a su fundador y líder histórico, Jean-Marie Le Pen, por unas declaraciones antisemitas, contrarias a la nueva línea de la agrupación.

La dirección ejecutiva del partido anunció que Le Pen, presidente de honor de la formación política y padre de la actual líder del FN, Marine Le Pen, fue “suspendido en calidad de militante”.

La condena obliga a Jean-Marie Le Pen, de 86 años de edad, a entregar su carnet de afiliado a la corporación derechista.

El castigo deberá ser mantenido o anulado por un congreso extraordinario que celebrará el partido en fecha próxima, indicó el comunicado.

El congreso será convocado en un periodo de tres meses y en la reunión la actual líder del partido propondrá eliminar el cargo de presidente de honor que en la actualidad ostenta Jean-Marie Le Pen.

Jean-Marie Le Pen, quien cofundó el partido en 1972 y lo dirigió hasta 2011, conservará de momento su estatus de presidente de honor del FN y sus mandatos de diputado europeo y consejero de la región Provenza-Alpes- Costa Azul.

Previamente, en una entrevista, su hija y presidenta del partido le pidió que no volviera a dar sus opiniones como presidente de honor del Frente Nacional al considerar que no representan a la actual línea ideológica del colectivo.

El enfrentamiento entre Jean-Marie Le Pen y la dirección de su gremio surgió luego de los comentarios de Le Pen en dos entrevistas a medios franceses.

Le Pen reiteró que las cámaras de gas de los campos de concentración nazis no fueron más que “un detalle” sin importancia “de la historia” y expresó su apoyo al expresidente francés Petain, quien colaboró con los nazis.

También calificó de “inmigrante” al actual primer ministro francés Manuel Valls, hijo de un pintor español y de una suiza, y afirmó sentirse “traicionado” por su familia.

La actual presidenta del Frente Nacional, Marine Le Pen, calificó días después las declaraciones de su padre de “suicidio político” y de “provocaciones groseras”.

Consideró que con sus comentarios y su “actitud” Jean-Marie Le Pen “perjudica al movimiento” extremista que representa el Frente Nacional que el año pasado ganó las elecciones europeas en Francia.

El Eliseo, plan político de su hija

Jean Marine Le Pen, expulsado líder del derechista Frente Nacional francés, impulsó el ascenso de su hija Marine hasta la presidencia del partido.

La más pequeña de sus tres hijas, nacida en 1968, es la que más se parece físicamente.

Medios de su país la comparan frecuentemente con su padre, aunque destacan que carece de talento oratorio. Marine aspira a no ser sólo la número dos de la carrera de su padre, ella aspira a gobernar.

Para tener posibilidades de llegar al Palacio del Eliseo, además de adaptar su proyecto a un creciente electorado obrero, necesita modificar su programador ideológico, darle una cara más afable a su partido.