Perdonan a Camps en Espana

JJ Macías, apenado por narración de comentarista de Multimedios
Por:

Por Alejandra S. Inzunza en Madrid

Hace un año nadie hablaba de Francisco Camps. Los últimos seis meses, sin embargo, su nombre está en todos los titulares, en la radio y en la televisión, después de que se hiciera público que el presidente de la Comunidad Valenciana gastaba 160 mil euros en trajes y que estaba involucrado en la trama de corrupción que golpea al Partido Popular de España desde febrero de 2009.

Desde entonces, la comunidad política exige su dimisión pero desde ayer su nombre podría ser archivado en el olvido, así como la causa abierta en su contra por el delito de cohecho. El Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad dio ayer carpetazo al caso que afecta también a los funcionarios Ricardo Costa, Víctor Campos y Rafael Betoret, todos ellos acusados de haber recibido regalos por miembros de la trama corrupta que lidera el empresario Francisco Correa a cambio de dar contratos a su empresa Orange Market.

El llamado caso “Gürtel”,la trama de corrupción vinculada a Gobiernos del PP de al menos tres comunidades autónomas y seis ayuntamientos, empezó su final, luego de seis meses de distintas pruebas que han

A pesar de que el expediente acreditaba que Francisco Camps, recibió numerosos regalos en forma de trajes, zapatos, pulseras, relojes, juguetes caros e incluso entradas para el Circo del Sol, el tribunal decidió dar por cerrado el caso al determinar que no hay prueba que demuestre que estos regalos fueron hechos por Correa o alguna de las personas relacionadas con él. Así lo determinó el juez Flors, quien no encuentra relación entre dichos presentes y los contratos logrados por la empresa Orange Market, liderada por Álvaro Pérez, alias el Bigotes.

Esta red de corrupción logró a través de varias empresas, alrededor de ocho millones de euros en contratos de la Comunidad Valenciana a partir de 2003, un año después de que Camps llegara a la presidencia.

Ayer el líder valenciano cerraba la página de un libro de “falsas acusaciones” y agradecía a todas aquellas personas que creyeron en su inocencia, mientras refrendaba su compromismo con el pueblo de Valencia.

asc