Pide Cristina Fernandez fijar doctrina sobre bases militares

JJ Macías, apenado por narración de comentarista de Multimedios
Por:

Notimex en Buenos Aires

La presidenta argentina Cristina Fernández dijo hoy que la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) deberá fijar una doctrina sobre al tema de la presencia militar en la región de países ajenos a ésta.

Al instalar la cumbre extraordinaria de la Unasur en la patagónica ciudad argentina de Bariloche, la gobernante señaló que la cita tiene una particular relevancia por la trascendencia del tema que abordará, que es el del acuerdo militar entre Estados Unidos y Colombia.

Fernández señaló que ante la controversia regional por el acuerdo convenio entre Washington y Bogotá, que prevé la presencia de soldados estadunidenses en territorio colombiano, la Unasur es el foro adecuado para debatir el tema y establecer criterios.

"Aquí debemos fijar una doctrina en cuanto a cómo Unasur va a abordar o tratar la instalación de bases militares de un país que no forme parte de América del Sur en cualquiera de nuestros territorios", expuso.

Dijo que si hoy la Unasur va a tratar el tema de las bases militares que utilizará Estados en Colombia, mañana puede ser otro país de la región el involucrado "y tenemos que fijar una doctrina uniforme".

"Tenemos que fijar mecanismos, doctrinas, que nos permitan superar las diferencias sin necesidad de que los que no estén de acuerdo con algo puedan irse (de la Unasur) o romper con la región", agregó la mandataria en un salón del Hotel Llao Llao, donde se realiza la cita.

Fernández recordó que la reunión extraordinaria de la Unasur fue convocada con el único propósito de analizar el convenio entre Washington y Bogotá, el cual autoriza la operación de 800 militares y 600 "contratistas" estadunidenses en siete bases colombianas.

El presidente colombiano Alvaro Uribe Vélez ha señalado que el acuerdo militar con Estados Unidos es un asunto interno que tiene el propósito de combatir el narcotráfico y la insurgencia, pero su homólogo venezolano Hugo Chávez lo considera una amenaza para la paz.

La presidenta Fernández señaló en el discurso inaugural de la cita de Bariloche que un posible criterio es que si la instalación de bases militares extranjeras en un país de la región es un asunto de soberanía nacional, "deberá serlo también en el futuro para todos los países en cualquier circunstancia".

Señaló que otro criterio puede ser que frente a ese tema se acuerde un proceso de verificación regional "y de tener un contralor para garantizar la soberanía de todos los países de la Unasur". Advirtió, sin embargo, que "no puede haber una soberanía por encima de otra".

La presidenta llamó a debatir el controvertido tema con responsabilidad, sin discursos descalificatorios, y que el objetivo central debe ser preservar a la región sudamericana como una zona de paz y libre de conflictos, sin doctrinas de unilateralidad.

Señaló que un segundo objetivo es mantener la unidad de la Unasur y mostrar su capacidad para abordar situaciones conflictivas y procesarlas exitosamente.

Además de Fernández, Uribe y Chávez, en la cumbre participan los presidentes Michelle Bachelet (Chile), Evo Morales (Bolivia), Luiz Inácio Lula da Silva (Brasil), Rafael Correa (Ecuador), Bahrrat Jagdeo (Guyana), Fernando Lugo (Paraguay), Alan García (Perú), Ronald Venetiaan (Surinam) y Tabaré Vázquez (Uruguay).

vms