Pide Obama a Jeb Bush destrabar reforma migratoria

JJ Macías, apenado por narración de comentarista de Multimedios
Por:

Foto: Notimex

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, propuso hoy al ex gobernador republicano de Florida, Jeb Bush, interceder ante republicanos y el líder de la Cámara de Representantes, John Boehner, para desbloquear la reforma migratoria.

“Le sugeriría que hable con los miembros de su partido y el presidente de la Cámara Baja porque después de que aprobamos un proyecto de ley en el Senado yo le di a los republicanos año y medio para que presentarán el proyecto de ley y no lo hicieron”, dijo Obama.

El mandatario habló durante un foro en la Universidad Internacional de Florida emitido por la cadena Telemundo, en el que fue entrevistado por el periodista de origen cubano José Díaz Balart.

Obama aseguró que aprecia la “preocupación” de Jeb Bush, posible candidato a la Casa Blanca, por el tema migratorio y dijo que no se da por "vencido" y seguirá "luchando agresivamente" contra el bloqueo republicano.

El mandatario estadounidense fue cuestionado sobre qué consejo daría a su sucesor en la Casa Blanca y recomendó que "piensen hacia adelante, no en el corto plazo o en qué es conveniente políticamente".

La comunidad aprovechó el debate, en inglés, para expresar a Obama su preocupación por la reforma migratoria y el futuro de la Acción Ejecutiva, paralizada temporalmente por el juez de Texas, Andrew Hanen, cuya decisión generó incertidumbre entre los afectados.

El presidente dijo que la legalidad y la historia están de su lado, por lo que invitó a los republicanos a aprobar una reforma migratoria mientras se resuelve la batalla legal.

El juez Hanen emitió la semana pasada una orden temporal que suspendió la versión ampliada del Programa de Acción Diferida para Llegados en la Infancia (DACA) y en mayo para adultos o DAPA.

Sin embargo, no tuvo incidencia en la versión original de DACA aprobada en 2012 y que ha beneficiado a 620 mil jóvenes indocumentados, incluidos más de medio millón de mexicanos, por lo cual ninguno perderá protección o será impedido de buscar su renovación.

El fallo tampoco afecta las nuevas prioridades de la política de deportaciones del gobierno de Obama, que incluye la remoción de ilegales con órdenes de deportación, con antecedentes criminales o de reciente ingreso a través de la frontera.

El Departamento de Justicia pidió este lunes al propio juez revertir su fallo inicial y fijó como plazo este miércoles antes de acudir a la Corte de Apelaciones del Quinto Circuito en Nueva Orleans.