Sábado 19.09.2020 - 00:45

Planea Israel demandar a Siria y Líbano ante ONU

JJ Macías, apenado por narración de comentarista de Multimedios
Por:

Jerusalén.- Israel anunció hoy sus planes de presentar una denuncia contra Siria y El Líbano ante Naciones Unidas por las violentas manifestaciones registradas la víspera en las fronteras, en el marco de la fundación del Estado hebreo.

Al menos 15 personas murieron y más de 170 resultaron heridas la víspera en la localidad de Majdel Shams, en la frontera sirio-israelí, y en el poblado libanés de Marun Ras, donde fuerzas de seguridad israelíes dispararon contra decenas de manifestantes.

En el marco de las celebraciones del Día de la Nakba, que marca la creación del Estado hebreo y el exilio de millones de personas, palestinos residentes en territorio sirio y libanés cruzaron la frontera para expresar su repudio a Israel.

El gobierno israelí responsabilizó a las autoridades de Siria y El Líbano de la filtraciones de los manifestantes a su territorio, por lo que presentará una denuncia oficial ante el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas (ONU).

La denuncia contra los países árabes será por violación al derecho internacional y a las resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU sobre Israel, según un reporte de la edición electrónica del periódico Haaretz Daily.

El ejército libanés dijo que estaba en un estado de máxima alerta y ha coordinado con las fuerzas de paz de la ONU en el sur del Líbano "para impedir que el enemigo continúa sus ataques contra las masas y su violación de la soberanía libanesa".

Israel aseguró que los ciudadanos sirios, libaneses llegaron especialmente a las fronteras israelíes para causar violencia, incitados por sus gobiernos y por Irán, que no aceptan el Día de la Nakba.

Las Fuerzas de Defensa Israelíes (FD) afirmaron la víspera que abrieron fuego para impedir que los manifestantes cruzaran la frontera y causarán mayores desmanes como amenazaron.

De acuerdo con el reporte del diario independiente, el gobierno libanés presentó ya una queja formal contra Israel por las víctimas que su ejército causó la víspera en su enfrentamiento con los manifestantes.

El gobierno de Beirut pidió a la ONU actuar ante este nuevo acto de violencia por parte de Israel, al que acuso de despreciar la soberanía del El Líbano y violar las resoluciones de las Naciones Unidas.

El ejército libanés dijo que estaba en un estado de máxima alerta y que se ha coordinado con las fuerzas de paz de la ONU en el sur del Líbano "para impedir que el enemigo continúa sus ataques contra las masas y su violación de la soberanía libanesa".

Además de las fronteras con Siria y líbano, la violencia se extendió a la frontera norte de la Franja de Gaza, donde un palestino murió y al menos 70 más resultaron heridos de bala por los disparos de los soldados israelíes, que dispararon contra cientos de manifestantes.

jvc