Hay varios heridos

Policía holandesa detiene a decenas de personas en protesta contra las restricciones COVID

Las autoridades holandesas utilizaron cañones de agua, perros y policía montada para detener los disturbios

En Viena protestan contra vacuna obligatoria de COVID-19
Protestan contra vacuna obligatoria de COVID-19
Por:
  • Reuters .

Cinco agentes de policía resultaron heridos en los Países Bajos y al menos 40 personas fueron detenidas en tres provincias mientras continuaban las violentas protestas contra las restricciones del COVID-19.

Las autoridades holandesas utilizaron cañones de agua, perros y policía montada para detener los disturbios de los jóvenes que prendieron fuego y lanzaron fuegos artificiales en los peores disturbios desde que un cierre total provocó un desorden generalizado y más de 500 arrestos en enero.

Los últimos disturbios comenzaron el viernes por la noche en Rotterdam, donde la policía abrió fuego contra una multitud que había aumentado a cientos durante una protesta que el alcalde de la ciudad dijo que se había convertido en "una orgía de violencia".

Tres personas que se cree fueron alcanzadas por balas de la policía permanecieron en el hospital, según un comunicado de las autoridades. 

Las protestas fueron provocadas por la oposición a los planes del gobierno de restringir el uso de un pase corona nacional a las personas que se han recuperado del COVID-19 o han sido vacunadas, excluyendo a aquellas con un resultado negativo en la prueba.

Los Países Bajos volvieron a imponer algunas medidas de bloqueo a su población de 17,5 millones el fin de semana pasado durante las primeras tres semanas en un esfuerzo por frenar el resurgimiento del virus, pero las infecciones diarias se han mantenido en sus niveles más altos desde el inicio de la pandemia. 

Los jóvenes también se enojaron por la prohibición de los fuegos artificiales en la víspera de Año Nuevo para evitar una presión adicional sobre los hospitales que ya se han visto obligados a reducir la atención debido a un aumento en los pacientes con COVID-19. 

Algunos de los enfrentamientos más graves fueron en La Haya, donde cinco agentes resultaron heridos, uno de ellos de gravedad, según un comunicado de la policía. La policía realizó cargos a caballo y arrestó a 19 personas, una de ellas por arrojar una piedra por la ventana de una ambulancia que pasaba.

Dos partidos de fútbol de la liga Eredivisie, que se cerraron al público bajo las restricciones más estrictas del COVID-19, fueron interrumpidos brevemente el sábado por la noche cuando pequeños grupos de fanáticos entraron a la fuerza en los estadios y lanzaron fuegos artificiales.

La policía informó de otras 13 detenciones en dos ciudades de la provincia meridional de Limburgo, mientras que también se informó de disturbios en la provincia septentrional de Flevoland. Ocho personas fueron detenidas en la ciudad de Urk, donde a principios de este año se incendió una estación de prueba de COVID-19.

avc