Policias hieren a tres personas en nueva manifestacion en Ferguson

JJ Macías, apenado por narración de comentarista de Multimedios
Por:

Foto: AP

Tres personas heridas y cuatro detenidas dejó anoche la violencia armada que vivió la comunidad de Ferguson, Missouri, durante las manifestaciones para marcar el primer año de la muerte de un joven negro por un policía blanco.

Uno de los heridos recibió varios disparos de arma de fuego de oficiales de policía que repelieron la agresión por parte de este, en tanto que los otros dos resultaron de un hecho separado que la policía investigaba.

El herido por la policía fue reportado en condición crítica pero estable en un hospital local al que fue trasladado de emergencia después de que policías, en ropas de civil, dispararon en su contra para responder a la agresión armada por parte del sospechoso.

Jon Belmar, jefe de la policía del Condado de St Louis, dijo que algunos de los oficiales de policía fueron blancos de ataques con arma de fuego en al menos dos incidentes separados y en uno de ellos respondieron a la agresión al verse bajo fuego directo.

“El sospechoso hizo disparos hacia ellos y los detectives en ropas de civil respondieron disparando sus armas desde el interior de su vehículo”, dijo Belmar a periodistas.

Decenas de policías fueron movilizados el domingo para resguardar el orden ante las marchas y manifestaciones pacíficas previstas en Ferguson al cumplirse el primer año de que el joven afroamericano, Michael Brown, fue muerto a tiros por el policía blanco Darren Wilson.

De acuerdo con la policía la violencia armada se desató en la noche cuando grupos rivales chocaron y utilizaron armas de fuego en enfrentamientos en varios puntos de la ciudad, uno de los cuales fue capturado en imágenes de televisión.

La policía recuperó un arma de fuego calibre 9 milímetros en el lugar que el hombre fue herido por la policía y se reveló que la misma fue reportada como robada el año pasado.

Belmar dijo que los responsables de los disparos no fueron parte de las cientos de personas que participaron en las marchas y manifestaciones, que a pesar de algunos momentos de tensión, transcurrieron sin mayores incidentes.

“Ellos son criminales, no protestantes. La gente que protestó lo hizo para buscar cambios y no podemos tolerar este tipo de violencia ni en una noche como esta”, afirmó Belmar.

La respuesta de la policía ante los enfrentamientos armados generó malestar entre algunos de las cientos de personas que se encontraban en las calles hasta la tarde/noche del domingo, suscitándose incidentes y saqueos en algunos negocios.

También se registraron ataques contra vehículos policíacos, ante lo cual los oficiales optaron por el repliegue para evitar enfrentamientos.