Prohibe Maduro protestas con penas de 5 a 10 anos de carcel

Prohíbe Maduro protestas con penas de 5 a 10 años de cárcel
Por:

El gobierno venezolano anunció que a partir de hoy quedan prohibidas las manifestaciones que puedan “afectar” la votación de la Asamblea Constituyente, el domingo, y advirtió que los “delitos electorales” serán castigados con cinco a 10 años de cárcel.

“Se prohíben en todo el territorio nacional las reuniones y manifestaciones públicas, concentraciones de personas y cualquier otro acto similar, que puedan perturbar o afectar el normal desarrollo del proceso electoral”, dijo este jueves el ministro de Interior, general Néstor Reverol, un día antes de una gran marcha opositora en Caracas.

Quien “organice, sostenga o instigue” acciones que interfieran con “la organización y funcionamiento del servicio electoral” será “penado con prisión”, señaló. La oposición ha dicho que se mantendrá en las calles hasta conseguir la convocatoria de elecciones generales.

La prohibición del chavismo se produce antes de la llamada “Toma de Caracas”, una megaprotesta con la que la oposición intenta, como último recurso, lograr que Nicolás Maduro detenga, o por lo menos postergue, la convocatoria a la elección de los asambleístas llamados a modificar la Carta Magna, a la medida del presidente venezolano.

El primer vicepresidente de la Asamblea Nacional, Freddy Guevara, reprochó el anuncio realizado por Reverol. “Dictadura dice que no nos podemos manifestar a partir de mañana. ¿Entonces? Mañana ya no es la toma de Caracas, sino de TODA Venezuela!”, indicó Guevara desde su cuenta en Twitter.

El pronunciamiento por redes sociales fue previo a la conferencia de prensa en la que el dirigente del partido Voluntad Popular, la organización política de Leopoldo López, anunció que cada venezolano debía tomar su calle hoy, a partir de las 12:30 horas locales. “Ni por un minuto pensemos que hay que bajar la presión. El gobierno va para adelante con su Constituyente falsa, tenemos que prepararnos para profundizar el conflicto”, explicó.

El gobernador del estado Miranda, Henrique Capriles Radonski, apoyó la convocatoria. “Frente a otra violación de los derechos del pueblo plasmados en la Constitución, mañana será la toma de Venezuela y no de Caracas”, manifestó en las redes sociales.

El presidente Nicolás Maduro cerró ayer la campaña para la elección Constituyente en medio del segundo día de un paro cívico nacional contra ese proceso y la creciente espiral de violencia que han dejado cinco fallecidos en las últimas horas para elevar a 109 el número de muertos en cuatro meses de disturbios, según en cifras del Ministerio Público.

En medio de la tensión política generada por las manifestaciones y las sanciones que Washington impuso la víspera a 13 funcionarios y ex miembros del gobierno, Maduro puso broche final a la campaña con una concentración en una avenida del centro de Caracas, que contó con la presencia “obligatoria” de gran parte de los 2.8 millones de funcionarios del chavismo.

La Fiscalía General confirmó ayer los decesos de Enderson Caldera, de 23 años, quien resultó herido en un disturbio callejero que se registró la víspera en la población suroccidental de Timotes, estado Mérida; de Leonardo González Barreto, de 48, que pereció a consecuencia de un disparo que recibió en la espalda cuando se trasladaba en su vehículo en medio de una manifestación en el estado central de Carabobo, y de un adolescente de 16 que murió en un hospital del oeste de la capital tras recibir un disparo en la cabeza durante una manifestación en la urbanización capitalina de El Paraíso.

Chavismo obligará a la MUD a dialogar

Tres días antes de las elecciones a la Asamblea Constituyente, el presidente Nicolás Maduro pidió a la oposición instalar una mesa de diálogo y entendimiento. Durante el cierre de campaña de cara a los comicios del domingo, el mandatario nacional llamó a Julio Borges, a Manuel Rosales, a Ramos Allup y a Luis Florido, como “jefes” de sus partidos políticos, a sentarse para negociar.

“Propongo que en las próximas horas instalemos una mesa de diálogo y reconciliación de la patria”, dijo el jefe del Estado desde el acto de cierre celebrado en la avenida Bolívar este jueves, 27 de julio.

También aseguró que si la oposición no se sienta a negociar propone que la Asamblea Nacional Constituyente haga que el diálogo y el entendimiento entre las partes sean obligatorios por ley.