Sábado 11.07.2020 - 12:41

Protestas tiran al gobierno: dimite el primer ministro

JJ Macías, apenado por narración de comentarista de Multimedios
Por:

Foto AP

Dos meses de presión de los manifestantes proeuropeístas contra el gobierno cobraron su primera víctima política: el primer ministro Mikola Azárov presentó ayer su dimisión ante el pleno de la Rada Suprema (congreso). En su alocución aseguró que su salida del gobierno es con la esperanza de lograr un acuerdo pacífico al conflicto que desde noviembre pasado ha dejado cientos de lesionados y cobró sus primeras cinco víctimas mortales el 22 de enero.

Con Azárov, también hicieron efectiva su dimisión el resto todos los ministros del gobierno, una renuncia que el presidente Víctor Yanukóvich aceptó. El cambio de gobierno era una de las principales exigencias de los inconformes que tomaron la plaza de la Independencia de Kiev, la capital ucraniana.

De manera provisional cumplirá la función de Azárov el viceprimer ministro Serguéi Arbúzov.

La renuncia de Azárov supone una importante victoria a la que se suma al acuerdo logrado el lunes con los líderes políticos de la oposición, luego de cuatro horas de reunión. El Parlamento derogó nueve de las 12 leyes que coartaban libertades cívicas, de manifestación y de expresión, las cuales fueron aprobadas el pasado 16 de enero a mano alzada.

Las normas abolidas fueron, entre otras, la que prohibía la participación de enmascarados en manifestaciones, el incremento a las multas y las penalizaciones por enfrentamientos con las autoridades. Tras la votación en el pleno, que obtuvo 361 de los 450 disponibles, la oposición presionó para la firma del presidente que haría inmediata la anulación. No obstante las leyes ucranianas podrían hacer que la vigencia se demore hasta diez días: los cinco de los que dispone el jefe del parlamento para someter el documento al presidente y los cinco de los que dispone el jefe del Estado para firmarlo o rechazarlo.

Quedó pendiente la votación de la ley de amnistía que daría inmunidad a los opositores y otorgaría libertad a los detenidos. El gobierno quiere que la ley entre en vigor en los próximos 15 días, tiempo en el cual la oposición debería desalojar los edificios administrativos ocupados en la capital y desmontar las tiendas y barricadas callejeras.

Ucrania enfrenta a Rusia y a la UE

La Asociación Oriental que el bloque europeo busca firmar con Ucrania y otras repúblicas ex soviéticas —cuyo retraso desató la primera ola de protestas, en noviembre pasado— enfrentó ayer a la Unión Europea y a Rusia. En una reunión el presidente ruso, Vladimir Putin, y los representantes del Consejo Europeo abordaron el tema Ucrania, que separó y alejó a los europeos luego de que Víctor Yanukóvich rechazó firmar el acuerdo.

El Kremlin criticó el envío de dos representantes europeos para tratar de mediar en la crisis política y social al interior de Ucrania. Putin aseguró que su país no va a “interferir” en la situación política de su aliado.

“Estoy seguro que el pueblo ucraniano lo va a resolver por sí mismo, y Rusia no va a interferir”, señaló. Catherine Ashton, la alta representante de política exterior de la UE, viajó ayer a Kiev para continuar con los esfuerzos mediadores de la UE encaminados a evitar el aumento de la violencia.