Miércoles 25.11.2020 - 02:36

Otro proyectil sobrevuela Japón después de la amenaza de Kim

Otro proyectil sobrevuela Japón después de la amenaza de Kim
Por:

Nikki Haley, a embajadora de Estados Unidos ante el Consejo de Seguridad de la ONU, ya lo había advertido: “las medidas a media no funcionan”. A pesar de que el pasado 12 de septiembre Naciones Unidas aprobó un nuevo paquete de amonestaciones en contra de Corea del Norte, que incluye el embargo parcial del petróleo y sus derivados, el régimen de Kim Jong-un volvió a atacar a Japón.

En lo que puede interpretarse como una nueva escalada de las tensiones entre Pyongyang y Tokio, el gobierno norcoreano lanzó ayer, a final de la tarde, un misil balístico que sobrevoló nuevamente el territorio nipón e impactó cerca de dos mil kilómetros al este de la isla de Hokkaido, informó el gobierno japonés.

El Ejército surcoreano aseguró que Pyongyang aventó el proyectil en dirección al mar del Este —también conocido como mar de Japón—; sin embargo, Tokio señaló posteriormente que el mismo sobrevoló su territorio.

Minutos más tarde el ejército estadounidense aseguró que el lanzamiento fue un misil balístico de alcance intermedio. Explicó que el explosivo sobrevoló Japón antes de aterrizar en el Pacífico y que no representó una amenaza para el territorio estadounidense de Guam.

Las autoridades japonesas hicieron un llamado a la población para que se aleje de cualquier objeto que pudiera ser rparte del misil, reportó la cadena de televisión pública japonesa, NHK.

El portavoz del gobierno japonés, Yoshihide Suga, condenó firmemente el lanzamiento. Agregó que por el momento no hay informaciones sobre daños en el territorio del país.

Asimismo, subrayó que no hay tampoco informaciones sobre daños a los barcos y aviones que operaban en la zona por la que pasó el proyectil y prometió tomar todas las medidas necesarias para proteger a la población.

Por su parte el presidente de Corea del Sur, Moon Jae-In, anunció que presidirá esta tarde una reunión del Consejo de Seguridad Nacional para abordar este último lanzamiento, tal y como anunció la agencia surcoreana de noticias Yonhap.

El lanzamiento se produjo horas después de que Corea del Norte amenazara con “hundir” Japón y reducir Estados Unidos a “cenizas y oscuridad” por apoyar la resolución del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas que impuso nuevas sanciones a Pyongyang por su último ensayo nuclear.

“Las cuatro islas del archipiélago (de Japón) deben ser hundidas en el mar por la bomba nuclear del Juche. Ya no es necesario que Japón siga existiendo a nuestro lado”, dijo el Comité para la Paz en Asia-Pacífico de Corea del Norte. Además prometió “reducir el territorio continental estadounidense a cenizas y oscuridad”. “Descarguemos nuestro rencor con la movilización de todos los medios de represalia preparados hasta ahora”, señaló.

El comunicado tildó además a Corea del Sur de “traidor y perro” de Estados Unidos y pidió la disolución del Consejo de Seguridad de la ONU, argumentando que es “una herramienta del mal” integrada por países “sobornados” que actúan según las órdenes de Washington.

La reacción de Pyongyang llegó en respuesta a la decisión del Consejo de Seguridad de la ONU de aprobar por unanimidad imponer a Corea del Norte el paquete de sanciones más duro contra el país hasta la fecha.

Es el segundo proyectil que sobrevuela territorio japonés desde el pasado 29 de agosto. En esta ocasión el misil cayó cerca del cabo de Erimo, en el extremo nororiental del archipiélago nipón, según anunció el ministro portavoz del Ejecutivo, Yoshihide Suga, en declaraciones a los medios nipones.

[caption id="attachment_492495" align="alignleft" width="205"] Hwasong-12Peso: 28 toneladasAltura: 16 metrosAlcance operativo: 3,700-6,000 km[/caption]

Corea del Norte ha llevado a cabo en los últimos años numerosas pruebas nucleares y balísticas —la última de ellas un ensayo nuclear el 3 de septiembre— que se han traducido en un endurecimiento del régimen de sanciones internacionales, lo que no ha servido para disuadir a Kim Jong-un.

Las autoridades norcoreanas justifican su escalada nuclear y militar por la necesidad de defenderse de lo que considera movimientos provocadores de Corea del Sur y Estados Unidos.

El régimen de Kim Jong-un probó con éxito una bomba de hidrógeno que podría instalarse en un misil de largo alcance en lo que se interpretó como un paso más en su carrera nuclear: con ese ensayo —el más potente hasta la fecha— ya son seis las pruebas nucleares norcoreanas.

EU admite prueba de bomba H en Norcorea

El general estadounidense que supervisa las fuerzas nucleares de Estados Unidos aseguró ayer que Washington reconoce que Corea del Norte probó una bomba de hidrógeno el 3 de septiembre, cruzando un umbral clave en su desarrollo de armas nucleares.

Pyongyang había anunciado tras el lanzamiento del misil la prueba “con éxito” de una bomba de hidrógeno, pero Estados Unidos se había negado a reconocerlo.

Sin embargo el general de la Fuerza Aérea John Hyten, jefe del Comando Estratégico del ejército estadounidense, afirmó que tenía la responsabilidad, como oficial militar a cargo de responder a la prueba, de admitir que se trataba de una bomba de hidrógeno, con base en el tamaño de la explosión.

“Supongo que era una bomba de hidrógeno. Tengo que hacer esa suposición como oficial militar”, dijo Hyten a un pequeño grupo de periodistas que acompañaban al secretario de Defensa, Jim Mattis, en un viaje a la sede de Hyten en Nebraska.

“No soy un científico nuclear, así que no puedo decirte que esto es lo que funcionó, esto es lo que era la bomba... Pero puedo decirle que el tamaño que observamos y vimos tiende a indicar que era una bomba de hidrógeno y tengo que averiguar cuál es la respuesta correcta con nuestros aliados en cuanto a ese tipo de evento”, dijo.