Desafía Zelenski a su homólogo ruso

Putin justifica ataque militar y Ucrania prevé pronta victoria

El Líder del Kremlin afirma que “operación de desnazificación” fue una buena decisión y alaba a separatistas; Occidente revira y dice que no hay neonazis, reitera apoyo a fuerzas en Kiev y pide cesar los bombardeos

Vladimir Putin encabeza ceremonia junto a mandos militares, ayer.
Vladimir Putin encabeza ceremonia junto a mandos militares, ayer.Foto: Reuters
Por:
  • La Razón Online

Sin detener los bombardeos ni cambios en la ofensiva a Ucrania, el presidente de Rusia, Vladimir Putin, conmemoró el Día de la Victoria y aseguró que esta “operación de desnazificación” fue la mejor decisión para detener la amenaza de una invasión, al detallar que ese país alistaba un ataque contra los combatientes de Donbás.

El mandatario acusado por desatar la guerra desplegó su poderío militar con un gran desfile en Moscú, garantizando que sus tropas están preparadas para repetir el triunfo contra los nazis, un mensaje directo contra Occidente y la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), a los que acusa de suministrar armas a las fuerzas de Volodimir Zelenski y fomentar la rusofobia, hechos que sostuvo son “inaceptables”, pues apuntó que tienen planes ocultos.

Desde la Plaza Roja enfatizó que se detectaron señales de que los ucranianos preparan una “operación de castigo contra Donbás y Crimea”, por su tendencia separatista, lo que lo obligó a responder militarmente.

El líder del Kremlin recalcó que así como en la Segunda Guerra Mundial vencieron al ejército de Adolfo Hitler, harán lo propio con este enemigo, honrando a cada soldado que dio su vida por la soberanía, pues explicó que esta lucha no es contra un país sino contra los neonazis, versión que repudió Occidente.

Asimismo, el líder del Kremlin admitió ante ciudadanos y soldados que ondeaban banderas rusas que el peligro no ha cesado, pese a que ha buscado una solución pacífica, versión que cuestiona Ucrania al acusar que son los invasores los que no dan muestras de un cese, pues han roto acuerdos en zonas críticas como recientemente Azovstal, donde civiles y militares llevaban semanas atrapados en una planta siderúrgica.

Sin embargo, no sólo dedicó palabras contra gobiernos que tacha de “inamistosos”, sino para aliados y rebeldes prorrusos al alabar las acciones desde su trincheras para detener la nueva amenaza fascista y proteger sus tierra de éstos.

Cada acción es una “lucha por la madre patria”, aplaudió en torno a los defensores de Donetsk y Lugansk, que declaró como repúblicas previo al inicio de esta invasión, así como Crimea —territorio que se anexó en 2014—.

Y adelantó que la “victoria” está cerca”, sin especificar los avances de sus tropas en ciudades ucranianas, mismas en donde ayer se temía una inminente escalada y hasta nuevas anexiones como hace ocho años. Aunque tales advertencias no se cumplieron, sí continuaron las embestidas en zonas fuertemente asediadas como Mariupol, Járkov y Odesa.

Una ucraniana llora frente a un edificio destruido, en Mariupol.
Una ucraniana llora frente a un edificio destruido, en Mariupol.Foto: Reuters

En el último sitio se reportó el resguardo del presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, pues durante el lanzamiento de misiles estaba de visita recorriendo la devastación causada y afirmó que no defraudarán a Ucrania y seguirán apoyando a la nación de estas acciones.

Tras el desfile en Moscú, Zelenski desafió las declaraciones de su homólogo al afirmar que sólo Ucrania celebrará dos días de la victoria, en cuanto sus tropas logren expulsar a las “hordas nazis”.

Resaltó la defensa que han dado sus soldados pese a los incesantes ataques. Y, aunque reconoció que este camino ha sido muy difícil, dijo que pronto “habrá dos días de la Victoria en Ucrania (…) no tengo duda de que ganaremos”, asegurando que el mundo es testigo de los ataques en los que el mal siempre perderá.

Sus declaraciones se dan luego de que el ejército reportara poco más de 25 mil 500 bajas del enemigo, casi la cuarta parte de las filas que concentró en toda la frontera, según Inteligencia, y con el respaldo de Europa y Estados Unidos para poner fin a esta guerra, que ya ha cobrado la vida de unos tres mil civiles en Ucrania, de acuerdo con la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

En tanto, Occidente reiteró su total apoyo a Ucrania, pues Estados Unidos, Alemania, Francia y la OTAN urgieron de nuevo un cese el fuego al recordar que no dejarán sola a esta nación, en la que sostienen no hay nazis, como dice Rusia.

En un encuentro en Berlín, el líder galo, Emmanuel Macron, y el canciller alemán, Olaf Scholz, exhortaron nuevamente a Rusia a volver a las negociaciones pacíficas, pues aseveraron que ésta es la única vía para acabar con la guerra. Postura que respaldó el secretario de la OTAN, Jens Stoltenberg, quien llamó a todos los aliados a mantener la unidad ante la amenaza rusa.

Por separado, el gobierno de Joe Biden aceleró la entrega de armas ante “la brutal guerra”, al reactivar una norma de la Segunda Guerra Mundial a fin de que las tropas de Zelenski cuenten con armamento y equipos necesarios para defenderse, lo que contempla una ayuda adicional de casi 40 mil millones de dólares, mayor al respaldado por el Congreso.

Asimismo, suspendió los aranceles al acero ucraniano para no afectar aún más a la industria fuertemente golpeada durante más de 70 días.

  • El dato: Líderes ucranianos denunciaron que, en los más recientes ataques, el invasor destruyó un cementerio judío, lo que ven como un nuevo ataque contra víctimas de otra guerra.