Sábado 11.07.2020 - 00:31

Putin quiere apropiarse aguas del Artico para sacar petroleo

JJ Macías, apenado por narración de comentarista de Multimedios
Por:

Foto Archivo AP

El Gobierno ruso presentó una solicitud ante Naciones Unidas, en la que reclama 1.2 millones de kilómetros cuadrados en el Ártico para fines de explotación territorial.

La cancillería rusa reiteró la petición luego de que la Convención Internacional del Derecho del Mar de la ONU, encargada de administrar las solicitudes, le denegara la petición en 2001 por falta de documentación que sustentara el papel de ese país en territorios septentrionales.

Rusia, Estados Unidos, Canadá, Dinamarca y Noruega intentan afirmar su jurisdicción sobre partes del Ártico, que se cree contiene la cuarta parte de los yacimientos no descubiertos de petróleo y gas en el mundo.

Moscú reclama 1,2 millones de kilómetros cuadrados (más de 463.000 millas cuadradas) de plataforma submarina. A medida que se encoge el hielo polar, aumentan las posibilidades de exploración y navegación en la zona.

Rusia fue la primera en presentar su reclamo en 2002, pero la ONU solicitó más pruebas. De acuerdo con la Administración de Energía de Estados Unidos, el Polo Norte alberga el 22 por ciento de las reservas de hidrocarburos de todo el planeta. Cerca de 421 mil millones de barriles de petróleo podrían encontrarse almacenados en esa zona.

El Servicio geológico de la Unión Americana aseguró que la plataforma continental rusa en el hemisferio norte contiene más del 20 por ciento de los recursos mundiales de crudo y gas natural no descubiertos.

El territorio, además de poseer una zona propicia para la explotación de hidrocarburos le permitiría a Moscú tener la ruta más corta para conectar el oeste de esa región con el Océano Pacífico. Se calcula que para 2030 esa sea la ruta marítima preferida en la región.

“El Ártico no sólo es una región con reservas de hidrocarburos y otras materias primas, sino también la ruta de tránsito más corta desde el oeste hacia el Océano Pacífico. Existe un interés de todo el mundo por nuestra ruta marítima del norte, que ahora por el cambio climático se hace más adecuada la navegación. Dado que Rusia tiene la flota de rompehielos más grande del mundo, vamos a utilizar y desarrollar esta ventaja económica”, admitió Vladimir Putin, de acuerdo con la cadena de noticias RT.

El nuevo documento presentado por el kremlin contiene más información que el presentado en años anteriores, sostuvo el ministerio, y acotó que el “reclamo ruso está respaldado por amplios datos científicos recolectados durante años de investigación en el Ártico”.

En 2007, Moscú hizo un reclamo simbólico al soltar un bote con la bandera rusa sobre el lecho del océano desde un pequeño submarino en el Polo Norte.

En medio de las tensiones con Occidente por Ucrania, el Kremlin también está reforzando sus efectivos militares en el Artico, con la restauración de una base militar en las islas de Nueva Siberia y otros puestos de avanzada. Funcionarios rusos dijeron que éstas son cruciales para proteger las rutas marinas árticas entre Europa y el Pacífico.

Meses atrás, las fuerzas rusas realizaron maniobras en la demarcación con 38.000 soldados, medio centenar de buques y submarinos y 110 aviones.

Como parte de las maniobras, demostraron su capacidad de reforzar rápidamente sus efectivos en los archipiélagos de Novaya Zemlya y la Tierra de Francisco José.

Actualmente, existe un nuevo frenesí por las rutas comerciales y por las riquezas localizadas bajo el hielo.

Ver infografía