Quemo ex mujer boda en Kuwait

JJ Macías, apenado por narración de comentarista de Multimedios
Por:

Redacción/La Razón

El incendio de hace unos días durante la celebración de una boda en Kuwait, que dejó 43 muertos y 90 heridos, fue provocado por la ex esposa del novio en venganza por el mal trato que había sufrido antes del divorcio.

Pese a que en un principio todo apuntaba a una lamentable tragedia sin dolo, la mujer de 23 años confesó a la policía haber prendido fuego con gasolina a la carpa, donde se encontraban mujeres y niños, durante la boda en la localidad de Jahra, al oeste de la ciudad de Kuwait.

Sobre esto, el diario Kuwait Times publicó que la incendiaria fue arrestada después que varias empleadas domésticas que trabajaban en las casas cercanas la vieran rociar gasolina en la carpa donde se celebraba el enlace matrimonial.

De acuerdo con el rotativo, la nueva esposa del novio salió ilesa del incendio, sin embargo su madre y su hermana murieron.

Sin dar mayores detalles, un vocero del Ministerio del Interior informó ayer que “el autor del incendio ha sido identificado y ha confesado haber actuado por motivos personales”.

Hasta ahora, la cifra de muertos por el incendio se elevó a 43, tras el deceso de dos mujeres, en la peor tragedia civil de la historia reciente de Kuwait. Las víctimas, todas niños y mujeres, pues según la tradición de Kuwait las bodas y otras celebraciones son realizadas por separado entre hombres y mujeres, fallecieron quemadas o pisoteadas por la estampida provocada por el incendio de la carpa, que sólo tenía una puerta de salida para entre 150 y 180 personas que presenciaban la boda.

Mientras tanto, ayer se celebraron los funerales de algunas de las víctimas que han podido ser identificadas, una tarea complicada para las autoridades dado que los cuerpos quedaron prácticamente carbonizados, por lo que será necesario recurrir a pruebas de ADN.

Según los bomberos, entre las víctimas mortales hay seis niños, y el resto mujeres. El incendio se extendió rápidamente y duró sólo tres minutos, y la evacuación se dificultó porque sólo había una puerta de acceso en la carpa.

Dentro de la tienda había entre 150 y 180 mujeres y niños.

Con información de agencias.