Miércoles 25.11.2020 - 21:37

Estados Unidos despide a George Floyd

“Quítate la rodilla del cuello”, el llamado en EU

En las exequias de George Floyd, afroamericano asesinado por un policía, miles claman por justicia e igualdad de derechos; manejo de crisis racial pega a Trump que antes libró un impeachment; en encuestas, su rival Biden está 10 puntos arriba

Floyd
La primera de cuatro honras fúnebres a Floyd, ayer.Foto: Reuters
Por:

La rodilla de un policía blanco presionó por ocho minutos y 46 segundos el cuello del afroamericano George Floyd, hasta que su corazón dejó de latir. Ése fue el precio que pagó por un billete falso de 20 dólares. Más estadounidenses, pero blancos, han sido arrestados bajo la misma acusación: todos ellos viven para contarlo.

La muerte de Floyd ya es un emblema para toda la comunidad afrodescendiente y para las minorías estadounidenses que ayer usaron la descripción de la crueldad que mató a “un hermano” como metáfora de la realidad con que tienen que vivir: una rodilla sobre su cuello.

Éste fue el mensaje con el que ayer iniciaron las exequias de George Floyd en Minneapolis: “¡Quítate la rodilla del cuello!”, expresó el activista de derechos humanos Al Sharpton, en un sentido llamado a toda la nación, a la que también pidió no apartarse de las calles hasta lograr que su clamor de justicia sea coherente con los principios fundacionales de uno de los países más diversos del mundo.

En el décimo día de protestas, la ola de manifestaciones, que en algunos momentos se ha tornado violenta, miles de personas guardaron ocho minutos y 46 segundos de silencio, el mismo tiempo que tardó Floyd en morir. Después continuaron el levantamiento público que no se había visto desde la década de 1960, cuando la misma causa antirracista repudió el asesinato de Martin Luther King.

Gráfico

Sharpton, presidente de la organización National Rights Network, se paró frente al féretro dorado para decir que la historia de Floyd “ha sido la historia de los afroamericanos” durante cientos de años.

“La razón por la que nunca podríamos ser lo que quisimos y soñamos ser es que mantuviste tu rodilla sobre nuestro cuello”, dijo Sharpton. “Lo que le pasó a Floyd sucede todos los días en este país: en educación, en servicios de salud y en cada área de la vida americana. Es hora de que nos pongamos de pie en el nombre de George y digamos: ‘Quítate la rodilla del cuello’”.

El discurso de Sharpton fue una advertencia para las autoridades de que la indignación está lejos de apagarse. El primer memorial en honor de Floyd fue un foro que animó la continuidad de la protesta, además en desafío a los aires represivos que soplan desde la Casa Blanca.

En este ánimo, Sharpton convocó a una nueva marcha en Washington DC, el próximo 28 de agosto, para “volver a comprometerse” con los ideales de Martin Luther King e impulsar la reforma de la justicia.

Gráfico

Sharpton también se hizo eco del llamado anterior del abogado de la familia Floyd, Benjamin Crump, para que los funerales no sean sólo una celebración de la vida de un ser querido, sino “una súplica para que su muerte no sea en vano”.

“En una época tuvimos que luchar contra la esclavitud. Ésta es la era para lidiar con la policía y la justicia penal. Necesitamos volver a Washington y ponernos de pie: afroamericanos, blancos, latinos, árabes… y decirles que es el momento de detener esto”, dijo Sharpton.

En una época tuvimos que luchar contra la esclavitud. En otra tuvimos que luchar contra Jim Crow. Ésta es la era para lidiar con la policía y la justicia penal. Necesitamos ponernos de pie: afroamericanos, blancos, latinos, árabes… y decirles que es el momento de detener esto”

Al Sharpton, Activista por los Derechos Humanos

EL MAGNATE PIERDE TERRENO. Desde que asumió el cargo en 2017, Trump ha resistido fuertes golpes políticos, siempre sin perder adeptos que le garanticen una ventaja hacia la reelección; sin embargo, el mismo escudo que lo protegió de ser destituido este año ya no luce tan resistente a la hora de enfrentar un triple aluvión de crisis: la pandemia del Covid-19, la peor crisis económica en generaciones, que tiene a más de 42 millones sin empleo, y el descontento civil por la muerte de Floyd, que ha desentramado un histórico problema de racismo en las instituciones.

Ahora casi todas las encuestas apuntan a signos claros de erosión de su apoyo electoral. Al mismo tiempo, su posible oponente demócrata, Joe Biden, sin hacer esfuerzo, emerge con un mensaje de unidad y curación cívica que contrasta marcadamente con Trump, quien juzga a manifestantes de “matones” y “terroristas”.

Una encuesta de Ipsos realizada después de la muerte de Floyd estimó que más de 55 por ciento de estadounidenses desaprueba el manejo de las protestas por Trump, incluido 40 por ciento que lo desaprueba “enérgicamente”.

El sondeo también reflejó que el liderazgo de Biden sobre Trump entre los votantes registrados se expandió a 10 puntos porcentuales, el mayor margen desde que el exvicepresidente se convirtió en el presunto candidato de su partido. Incluso los mercados de apuestas más notables, Smarkets y PredictIT, que antes favorecían al magnate, ahora dan una ventaja al demócrata en los comicios de noviembre.