Reina odio en evento contra la xenofobia

Reina odio en evento contra la xenofobia
Por:

En un ambiente de confrontación y de intercambio de reproches, unos 40 líderes mundiales conmemoraron ayer el 75 aniversario de la liberación del campo de exterminio de Auschwitz.

Vadimir Putin, presidente de Rusia reprochó las complicidades que la Alemania nazi tuvo en los países que ocupó.

Te puede interesar: Número de muertos por coronavirus en China asciende ya a 25

El francés Emmanuel Macron respondió: “nadie tiene derecho a convocar a sus muertos para justificar odios contemporáneos”.

Y puso énfasis en el resurgimiento del racismo y la xenofobia. “No es solamente el problema de los judíos. Es el problema de ‘los otros’. El discurso del odio está por todas partes”, advirtió.

A la ceremonia  organizada por la Fundación del Foro Mundial del Holocausto, cuyo fundador, Moshe Kantor, es cercano a Putin, no asistió el presidente polaco, Andrzej Duda, por una disputa de meses con su par ruso, Vladimir Putin.

“Me gustaría poder decir que los alemanes hemos aprendido de la historia de una vez por todas, pero no puedo decir eso cuando el odio se está extendiendo”

Frank-Walter Steinmeier

Presidente de Alemania

El polaco se quejó de que no se le permitía ofrecer un discurso, mientras que a Putin y otros líderes sí y cuestionó el lugar de la celebración por considerar que debió ser en su país y sin el jefe del Kremlim.

El primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, y el vicepresidente estadounidense, Mike Pence, colocaron en la mira a Irán, del que dijeron se ha  convertido en una copia del régimen nazi.

Netanyahu pidió a todos los países que se unan en la confrontación que abandera contra Teherán.

“El pueblo judío ha aprendido las lecciones del Holocausto: no tomarnos a la ligera las amenazas de aniquilarnos, hacerles frente cuando son pequeñas y, aunque apreciamos la ayuda de nuestros amigos, defendernos a nosotros mismos”, advirtió.

Pence, remató: “debemos mantenernos firmes contra el único gobierno que niega el Holocausto como política de Estado y amenaza con borrar a Israel del mapa. El mundo debe mantenerse firme ante Irán”.

Putin aprovechó el contexto y pidió una cumbre de los cinco miembros permanentes del Consejo de Seguridad de la ONU, secundado en su ánimo apaciguador por el francés Emmanuel Macron, para “defender la paz y la civilización”.

“Los estados que más hicieron para crear el orden mundial de la posguerra pueden buscar respuestas comunes a los desafíos que presentan las crisis contemporáneas”, propuso.

Por su parte el presidente alemán, Steinmeier, aseguró que los males de la era nazi continúan existiendo.

Alemania aún no ha aprendido “de una vez por todas” su lección del Holocausto, dijo. y  expresó su pesar porque su país todavía estaba lidiando con la intolerancia y el odio que condujeron al Holocausto.

“La responsabilidad de Alemania no caduca”, reconoció. Las palabras no son las mismas. Los perpetradores no son los mismos. Pero es el mismo mal. Y solo queda una respuesta: ¡Nunca más!, sentenció.

Entre los invitados de alto perfil destacaron el vicepresidente de EU, Mike Pence, el presidente de Francia, Emmanuel Macron, el presidente de Alemania, Frank-Walter Steinmeier, y el príncipe Carlos de Reino Unido.