Resuelve hoy La Haya si da a Bolivia pase al mar

Resuelve hoy La Haya si da a Bolivia pase al mar
Por:

A más de un siglo de conflicto, y a cinco años de iniciado un juicio ante la Corte Penal Internacional (CPI) , Bolivia y Chile aguardan por un fallo que podría poner fin al conflicto territorial que dejó a La Paz sin mar, o prolongarlo hacia una nueva etapa del histórico reclamo que revivió el gobierno de Evo Morales en 2013.

Este lunes se celebrará en La Haya (Holanda) la lectura de la sentencia, con carácter inapelable y obligatorio.

El presidente chileno, Sebastián Piñera, esperará el resultado en el Palacio de La Moneda, junto a su canciller, Roberto Ampuero. Por su parte, el boliviano Evo Morales ha previsto presenciar la audiencia enHolanda, arropado por varios expresidentes del país.

“Todos los temas contenidos con Bolivia fueron resueltos de forma clara en un tratado libre que se encuentra vigente en 1904. Chile va a cumplir y hacer cumplir el tratado de 1904. Hemos defendido y vamos a seguir defendiendo, con todos los instrumentos de la historia y del derecho internacional, nuestra integridad territorial”, dijo Piñera el pasado martes.

El dato: Sin un acceso al mar, Bolivia quedó privada de los recursos de pesca, salitre, guano, plata, litio y cobre presentes en el territorio cedido a Chile.

El presidente boliviano, quien ha usado el conflicto como un recurso para presentarse a un nuevo mandato, se dijo dispuesto a celebrar una victoria.

Las grandes expectativas de Evo auguran, tras el fallo, “una nueva era” que llevaría a los bolivianos a reconquistar el Pacífico.

Fuera de lo que puedan esperar cualquiera de las partes involucradas en el juicio, el avance de la demanda de Bolivia depende de la voluntad de Chile de asumir las obligaciones que pudiera recibir por parte de la Corte.

Morales invitó al “hermano presidente de Chile, Sebastián Piñera” a encontrar “fórmulas de entendimiento para cerrar las heridas abiertas”.

La causa presentada por Evo Morales en 2013 pretende conseguir que la Corte Internacional obligue a Chile a negociar para alcanzar un acuerdo que otorgue a Bolivia un acceso soberano al mar, y que se cumpla esa obligación de buena fe, formal y prontamente.

No obstante, si La Haya fuera concordante con su propio fallo de septiembre de 2015, cuando tuvo que pronunciarse sobre su competencia en la causa, la sentencia de hoy no debería referirse al resultado de una eventual negociación.

En Chile se espera que sea cual sea el resultado, Evo lo interprete como un triunfo, ya que ha desplegado una estrategia no solo jurídica, sino propagandística.

“Cuando a mí me dicen que a lo mejor hay que negociar, pero sin resultado, negociar de buena fe, lo único que yo digo es: ‘Pero por Dios, si eso es lo que hemos hecho”, indicó el expresidente Lagos, que en su mandato sostuvo avanzadas negociaciones con el mandatario boliviano, Hugo Banzer, para facilitarle la exportación de gas, aunque sin hablar de soberanía.

Bolivia señala en los fundamentos de su demanda que Chile se comprometió a lo largo de los años de manera vinculante a negociar el acceso soberano al mar, a través de acuerdos y declaraciones de representantes del más alto nivel. Pero Chile indica que fueron conversaciones que se cerraron porque casi siempre fueron frustradas por el propio gobierno boliviano.

CHILE ALEGA EL CUMPLIMIENTO DE TODO ACUERDO. La posición de Chile se centra en que no existen controversias limítrofes pendientes entre ambos países. Los gobiernos de Santiago han asumido el cumplimiento de todos los compromisos adquiridos en el tratado de 1904 y sus acuerdos complementarios, sin faltar tampoco a su voluntad de diálogo.

De acuerdo con Chile, en dicho tratado Bolivia cedió a perpetuidad el departamento del Litoral, a cambio de compensaciones que Santiago cumplió: el pago de una indemnización en libras esterlinas, la construcción de un ferrocarril entre las ciudades de Arica y La Paz y, sobre todo, la garantía de libre tránsito hacia los puertos chilenos.

“Bolivia dispone de plena autonomía aduanera en los puertos chilenos y tiene el derecho a mantener mercancía en tránsito por 12 meses, con almacenamiento sin costo para sus importaciones, y 60 días de almacenamiento gratuito para sus exportaciones, franquicias que no se extienden a ningún otro país, ni a los propios empresarios chilenos”, ha señalado Santiago.