• Tamaño de fuente: A  A  A  A  
revelan-que-odebrecht-arreglo-una-casa-para-lula
El expresidente Luiz Inácio Lula da Silva, en un evento de 2016. Foto: AP

Los expresidentes de Odebrecht, vinculados con el mayor escándalo de corrupción de la historia de Brasil, confirmaron a la Justicia haber financiado obras en una casa de campo que la Fiscalía atribuye al encarcelado exmandatario de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, informaron fuentes oficiales.

Las acusaciones fueron confirmadas en declaraciones de Marcelo y Emilio Odebrecht y Alexandrino Alencar, antiguo directivo de la constructora vinculada por la Operación Lava Jato por las corruptelas de la estatal petrolera Petrobras, y quienes actualmente tienen acuerdos de colaboración con la justicia.

El caso, uno de los seis procesos que tiene la Justicia contra Lula da Silva, se refiere a unas remodelaciones a cargo de Odebrecht en una casa de campo en la ciudad de Atibaia, Sao Paulo, cuya propiedad está a nombre de allegados de Lula, pero que era frecuentada por el expresidente y su familia.

Lula, quien gobernó Brasil entre 2003 y 2010, ya fue condenado en segunda instancia a 12 años y un mes de cárcel por corrupción pasiva y lavado de dinero, acusado de haber recibido a manera de soborno un departamento en el balneario de Guarujá, en Sao Paulo.

  • El Dato: El líder del PT fue impedido de participar en los comicios de 2018.

Aparte de la condena, el exmandatario, que desde abril está preso en una cárcel de Curitiba, tiene cinco procesos más, entre ellos el de la casa de campo en Atibaia.

En las nuevas declaraciones, los exejecutivos confirmaron haber financiado obras en la casa de campo por solicitud de la entonces primera dama, Marisa Leticia.

En las declaraciones, Marcelo Odebrecht dijo que las intervenciones realizadas en la propiedad fueron las primeras para Lula como “persona física”, ya que las obras del Instituto Lula, “fueron para el Instituto, no para él”.

En otro de los procesos que adelanta la justicia contra el exmandatario, Odebrecht donó el terreno donde fue construido el Instituto Lula.

Las nuevas declaraciones fueron rendidas ante la jueza Gabriela Hardt, sucesora de Sergio Moro en Lava Jato.

Compartir