Rousseff se defiende ante el Senado; insiste en su inocencia

Rousseff se defiende ante el Senado; insiste en su inocencia
Por:

La presidenta brasileña suspendida Dilma Rousseff se declaró inocente este lunes y advirtió a los senadores que la historia los juzgará con severidad si destituyen mediante acusaciones falsas a una mandataria elegida democráticamente.

Con una actitud desafiante se presentó la acusada de corrupción por violar normas fiscales para ocultar problemas en el presupuesto federal durante el proceso del juicio político en su contra, el cual ha dividido al país de mayor población en América Latina.

"Sé que seré juzgada, pero mi conciencia está limpia. No he cometido delito", declaró la izquierdista ante los legisladores que decidirán esta semana si la destituyen de manera definitiva y reiteró que vive una injusticia y que las acusaciones en su contra son un "golpe de Estado".

Te puede interesar:

[Rousseff libra primera auditoría

 >http://www.3.80.3.65/spip.php?article313037]

Para destituir a Rousseff, son necesarios los votos a favor de al menos 54 de 81 senadores.

La presidenta separada del cargo acusó que legisladores corruptos se confabularon para destituirla y descarrillar una pesquisa multimillonaria de corrupción en la gigante petrolera.

La primera mujer presidenta de Brasil, una ex guerrillera que fue encarcelada y torturada durante la dictadura del país calificó a su sucesor interino, Michel temer, como un "usurpador", quien tomó su cargo tras la suspensión de 180 días y podría concluir el mandato de Dilma en caso de que la presidenta separada sea destituida.

Rousseff recordó que a principios de 2015 la oposición en el Congreso empezó a generar un clima de inestabilidad al negarse a negociar y arrojar lo que llamó "bombas fiscales" en momentos que disminuían los ingreso y lamentó que mientras ocurre este proceso Brasil vive la recesión en la economía más grande de Latinoamérica.

Más del tema:

Dimite principal instigador de juicio político a Dilma Rousseff

El gabinete instalado por Temer en mayo ha recibido fuertes críticas por su falta de diversidad. Tres de sus ministros tuvieron que renunciar menos de un mes después de haber asumido el puesto al ser acusados de corrupción.

Por las investigaciones han ido a parar a la cárcel prominentes empresarios y políticos, mientras que algunos legisladores de ambas cámaras son investigados por irregularidades y corrupción relacionada con el caso Petrobras.

Al término del discurso de Rousseff, senadores de la oposición y del bloque de simpatizantes comenzaron a hacerle preguntas, un proceso que según previsiones duraría hasta la noche del lunes y al que seguirá la votación para destituirla o no el martes o el miércoles.

El proceso del juicio político comenzó a finales del año pasado y fue aprobado por la cámara baja en abril antes de que fuera turnado al Senado en mayo.

De acuerdo con un conteo de diversos medios de prensa, 52 senadores han dicho que tienen previsto votar por la destitución, 18 en contra y 11 no han manifestado su decisión. En mayo, la misma instancia legislativa aprobó por 55-21 suspender a Rousseff como presidenta y someterla a juicio político.

El juicio es presidido por el titular de la Corte Suprema, Ricardo Lewandowski, quien antes del discurso advirtió que los senadores y espectadores debían guardar silencio, sin embargo muchos senadores aplaudieron, por lo que Lewandowski suspendió inmediatamente la sesión.