Sanciones de Obama a Rusia Trump puede quitarla en 21 días

Sanciones de Obama a Rusia  Trump puede quitarla en 21 días
Por:
  • Administrador

En Nueva York

Morir matando. Así podría interpretarse la batería de sanciones contra Rusia anunciadas ayer por la Administración Obama. Desde Hawaii, donde pasa sus vacacionesnavideñas, el presidente firmó la orden para prohibir la entrada en EU y congelar las cuentas de seis de los principales responsables del espionaje ruso, incluido Igor Korobov, director del Departamento Central de Inteligencia del Ejército de la Federación Rusa, así como de miembros del Servicio Federal de Seguridad ruso.

Se les acusa, según la orden presidencial, de “manipular, alterar o causar una apropiación indebida de información, con el propósito o efecto de interferir en procesos o instituciones electorales”. A esto hay que añadir cinco empresas rusas que supuestamente habrían ejercido como colaboradores necesarios.

Las medidas, aprobadas directamente por Barack Obama podrían ser revertidas en 21 días cuando el presidente electo de EU, Donald Trump, ocupe su lugar en el Despacho Oval de la Casa Blanca.

Trump ha manifestado estar en desacuerdo con las conclusiones de investigaciones de la CIA y el FBI que indican que el presidente ruso dirigió las operaciones de piratería informática al Partido Demócrata, que supuestamente favoreció al magnate en las elecciones.

Como adelantó The New York Times, las sanciones son, antes que nada, simbólicas, por cuanto ni los altos mandos del espionaje ruso ni los responsables de las citadas empresas suelen viajar a EU. Tampoco parece que tengan abiertos depósitos bancarios al alcance del fisco.

Pero más impactante es la decisión paralela de expulsar a 35 diplomáticos rusos y sus familias de la embajada de Rusia en Washington y el consulado en San Francisco.

Según el comunicado de la Casa Blanca, “las actividades cibernéticas de Rusia tenían por objeto influir en las elecciones, erosionar la fe en las instituciones democráticas de Estados Unidos, sembrar dudas sobre la integridad de nuestro proceso electoral y socavar la confianza en las instituciones del gobierno de EU”.

La Administración Obama, que “se reserva el derecho de imponer nuevas sanciones en el momento y el lugar que elijamos”, dice el texto, avisa que “algunas de ellas podrían no hacerse públicas”.

También anuncia la publicación en los próximos días de un informe que detalle las actividades, sustentadas con pruebas, del espionaje ruso durante el reciente proceso electoral en EU.

Ayer las baterías de la diplomacia estadounidense apuntaron al corazón de Rusia. El objetivo son los operativos de espionaje a los que los servicios secretos de EU responsabilizan de haber hackeado los servidores de los partidos republicano y demócrata, promoviendo de forma activa la desestabilización de la candidata Hillary Clinton a base de agujerear y hacer públicos los emails de sus colaboradores.

Las medidas de Washington contra Putin

Éstas son las principales medidas que tomó:

Clausura dos bases militares rusas, una en Nueva York y otra en Maryland. Expulsión de 35 agentes de inteligencia, en máximo 72 horas. Congelamiento de sus bienes a al menos seis funcionarios. Cierre de acceso de personal ruso a complejos recreativos en EU.

Popularidad de Putin lo convierte en ídolo

Tras su larga estancia en el poder, Vladimir Putin ha logrado superar su propio récord de popularidad. Incluso, su imagen se ha convertido en toda una marca comercial que se vende en tasas, playeras, llaveros, calendarios y hasta en las tradicionales matrushkas.

En los 15 años de gobierno que lleva al frente de Rusia, casi nueve de cada 10 rusos aprueban su labor como líder. Después del conflicto con Ucrania, el mandatario logró disparar su popularidad al nivel más alto, desde que llegó a la presidencia por primera vez en 2000.

“Esa habilidad para estar ahí como presidente, como ministro, pero sin dejar el poder en ningún momento le da muchos votos dentro de Rusia”, considera el responsable del programa de estudios sobre la UE en el posgrado de la UNAM, Luis Antonio Huacuja Acevedo.

El liderazgo de Putin se ha extendido a escala internacional, al encabezar la lista de personas más poderosas del mundo de la revista Forbes durante tres años consecutivos.