Se asfixian 50 migrantes en la bodega de barco que iba a Italia

JJ Macías, apenado por narración de comentarista de Multimedios
Por:

Unos 50 cadáveres fueron hallados en la bodega de una embarcación de migrantes que fue rescatada frente a las costas de Libia en su intento por llegar a África.

La Guardia Costera italiana informó que el buque sueco Poseidón, que participa en la operación Tritón de la Unión Europea en el Mediterráneo, rescató a 439 sobrevivientes del buque, y posteriormente encontró los cuerpos.

La bodega es, habitualmente, el lugar en el que viajan los extranjeros que menos dinero pagan a las mafias que organizan los recorridos clandestinos.

El rescate fue respuesta a uno de diez llamados de ayuda que recibió el centro de operaciones en momentos en que los traficantes en Libia aprovechan el mar en calma para enviar a Europa barcos atestados de migrantes.

Esto se suma a las más de 2 mil 400 personas que han fallecido en el mar en lo que va del año durante el peligroso cruce por el Mediterráneo rumbo a Europa.

El 15 de agosto unos 40 migrantes murieron, aparentemente intoxicados por inhalar gases emitidos por el motor de una lancha.

Durante este año, cientos de miles de migrantes se han arriesgado a realizar el peligroso viaje a través del Mediterráneo con la esperanza de llegar a Europa y recibir asilo.

La mayoría de los indocumentados huyen de las guerras, la persecución y la pobreza en el Medio Oriente, África y Asia.

El arribo de migrantes a la Unión Europea se triplicó en tan sólo un mes, 107 mil 500 personas lograron llegar de manera clandestina a las costas del viejo continente, reportó la agencia para el control de fronteras Frontex.

Se trata del tercer récord mensual consecutivo, que se sitúa por arriba de los 70 mil arribos reportados en junio.

De acuerdo con la información proporcionada por el centro de estadísticas, entre enero y julio casi 340 mil personas llegaron a la UE, en comparación con las 1230 mil 500 reportadas en el mismo periodo de 2014.

En julio, alrededor de unos 50 mil indocumentados atravesaron el mar Egeo, los principales puntos de llegada se ubicaron en las islas griegas de Lesbos, Chios, Samos y Kos .

En el mismo mes Italia detectó la llegada de 20 mil inmigrantes procedentes de África subsahariana y Oriente Medio, con lo que en todo 2015 aumentaron a 90 mil las personas que llegaron a ese país.

De cada 10 indocumentados llegados a Italia, nueve partieron de Libia originarios sobre todo de Eritrea y Nigeria, dijo la agencia, según la cual Hungría contabilizó 34 mil 800 personas.

Además, ayer, fueron encontraron los cuerpos sin vida de tres mujeres cuya causa de la muerte se desconoce, consignó el diario El País.

Las fallecidas iban a bordo de una embarcación junto con más de un centenar de personas. Asimismo, en otro barco, en el que viajaban 112 indocumentados, hallaron muerta a otra persona por motivos hasta el momento desconocidos.

Desde junio pasado, la Unión Europea busca, sin éxito, soluciones al creciente problema migratorio que golpea a sus naciones, mientras que los policías de cada país incrementan sus medidas de represión contra indocumentados que viajan a ciudades como Londres, París y Berlín.

Esta semana, cada nación ha incrementado sus acciones para contener el tránsito de indocumentados.

En Macedonia, uniformados emplearon granadas ensordecedoras para repeler a un grupo, lo que dejó un saldo de cinco personas heridas.

Este incidente se produjo en una zona fronteriza entre la localidad griega de Idomeni y la ciudad macedonia de Gevgelija, que los migrantes utilizaban estos días como paso a Atenas.

Además, los uniformados utilizaron palos y gases lacrimógenos para repeler los viajes de unas tres mil personas el pasado lunes.

En este escenario, la semana pasada un policía griego amenazó con un arma blanca a un migrante sirio que intentaba romper una cerca para poder entrar a Lesbos, y el fin de semana el Gobierno serbio declaró estado de emergencia en las fronteras norte y sur, y autorizó el uso de la fuerza publica para replegar a los exiliados.

Desde hace cuatro meses, Europa está en alerta luego de la que podría ser la mayor tragedia de migrantes en el mar Mediterráneo.

El 20 de abril un barco con entre 700 y 950 personas naufragó frente a las costas de Libia cuando llegaban a auxiliarlo, mientras arreciaban las exigencias al interior de la Unión Europea para que se adopten medidas decisivas.

La ONU exige a Bruselas solucionar crisis

El Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), António Guterres, instó a la Unión Europea (UE) a intensificar sus esfuerzos para resolver la crisis de migrantes a la que se enfrenta el continente.

“La Unión Europea debe acelerar e intensificar sus esfuerzos para resolver esta crisis”, dijo Guterres en conferencia de prensa conjunta con el ministro de Interior de Francia, Bernard Cazeneuve.

El titular del organismo subrayó que Europa “tiene la capacidad para responder a esta responsabilidad”.

Guterres reiteró la necesidad de proteger a los refugiados que huyen a Europa al garantizar que estén protegidos de los traficantes de personas y destacó la necesidad de que se implemente un sistema que funcione correctamente para que puedan solicitar asilo legalmente.

En su opinión un sistema de este tipo ayudaría a reemplazar el enfoque actualmente “disfuncional” de la UE para el manejo del flujo de refugiados hacia Europa.

“Si luchamos contra la trata , si se protege a las víctimas y se pone en marcha un sistema que permita a los refugiados solicitar asilo legalmente, tendremos éxito (en el manejo de la crisis)”, dijo.

[click para ver gráfico

->http://www.3.80.3.65/IMG/mk/infoLR/mun20270815A.jpg]

Cierran rutas que unen Europa y Medio Oriente

Serbia y Hungría endurecen sus fronteras; despliegan a 3 mil

Redacción La Razón

Esta semana, Hungría y Serbia endurecieron sus medidas para contener a los inmigrantes que entran a sus países, lo que cierra el paso a los indocumentados que viajan desde Siria, Turquía, Afganistán y Pakistán.

Ayer, la policía húngara disparó gas lacrimógeno contra un grupo de refugiados, luego que se registraron disturbios en un centro de acogida en su frontera sur, reportaron autoridades locales.

La policía contuvo a unas 400 personas en la zona fronteriza de Röszke, donde se registra una llegada récord de refugiados que planean llegar a Alemania como destino final.

Los disturbios estallaron en el centro de refugio de inmigrantes y solicitantes de refugio, lo que obligó a la policía húngara a usar gas lacrimógeno.

Las autoridades interceptaron a dos mil 533 personas, la mayor parte de Siria, Afganistán y Pakistán, en la frontera entre Serbia y Hungría.

Hungría, que forma parte de la zona del espacio Schegen (la zona libre de tránsito sin pasaportes), está construyendo una valla de 176 kilómetros a lo largo de la frontera con Serbia para mantener a los refugiados fuera de país.

En la mayor crisis de refugiados desde la Segunda Guerra Mundial, miles de personas, que huyen de los conflictos en sus respectivos países, esperan llegar a las naciones más ricos de Europa septentrional y occidental, como Alemania y Suecia, pero en su periplo tienen que cruzar por Serbia y Hungría.

El gobierno húngaro analiza cómo puede utilizar al ejército para garantizar la seguridad en la frontera sur.

Además, Hungría desplegó a más de mil policías y espera enviar otros dos mil 100 en la frontera con Serbia, tras interceptar a más de dos mil 500 en un solo día.

Esto un día después de que la policía interceptó a dos mil 553 personas, entre ellos 55 niños, entre la frontera húngara-serbia.

Ante el flujo de inmigrantes, el gobierno de Hungría está analizando cómo podría utilizar al Ejército para garantizar la seguridad en la frontera con Serbia, informó un vocero del Ejecutivo, Zoltan Kovacs.

“El gobierno y el gabinete de seguridad nacional han debatido la cuestión de cómo podría utilizarse al Ejército para proteger la frontera de Hungría y la de la UE”, dijo Kovacs, quien aclaró que cualquier decisión definitiva recae en el Parlamento.

En el caso de Hungría, un gran número de inmigrantes y solicitantes de asilo llegan desde Serbia, aprovechando los huecos de la barrera aún sin acabar.

La Comisión Europea (CE) manifestó su disposición de aumentar la ayuda financiera a Hungría para afrontar la creciente ola de refugiados que llegan al país.

El organismo enviará a Grecia equipos de expertos para acelerar el registro de solicitantes de asilo ante el flujo sin precedentes al que se enfrenta el país heleno.

Hace dos semanas, la situación se salió de control en la isla griega de Cos, cercana a la frontera con Turquía, cuando los policías usaron la fuerza para dirigir hacia un estadio de futbol a centenas de inmigrantes irregulares.