Se declara culpable asesino de agente durante la Operacion Rapido y Furioso

JJ Macías, apenado por narración de comentarista de Multimedios
Por:

Foto: Especial

Rosario Rafael Burboa Álvarez, se declaró culpable del homicidio premeditado del agente Brian Terry de la Patrulla Fronteriza ocurrida en 2010 durante la fallida pesquisa federal sobre contrabando de armas conocida como Operación Rápido y Furioso.

Inicialmente el sujeto se había declarado inocente de los cargos que se le imputaron tras ser acusado de reunir una banda armada cuyo objetivo era robar marihuana a traficantes el 14 de diciembre de 2010.

Burboa Álvarez será sentenciado a 30 años de prisión y gracias a un acuerdo con la fiscalía permitirá que le cuenten el tiempo que ha estado tras las rejas.

Tras la fallida operación, las autoridades estadounidenses se han enfocado en arrestar y juzgar a todos los involucrados.

El primero de ellos fue Manuel Osorio Arellanes, quien en febrero de 2014 fue sentenciado a 30 años en una prisión federal luego de declararse culpable de homicidio premeditado.

Otros dos implicados que estuvieron en el lugar de los hechos donde murió el agente enfrentan cargos en Arizona luego de que los extraditaran desde México.

Jesús Leonel Sánchez Meza, también conocido como Lionel Portillo Meza, fue extraditado en junio de 2014 e Ivan Soto Barraza fue aprehendido en México en septiembre de 2013 y enviado a Estados Unidos el 31 de julio de 2014.

Otros dos, Jesús Rosario Favela Astorga y Heraclio Osorio Arellanes, continúan prófugos.

Todos los detenidos son enjuiciados por fiscales de San Diego en una corte federal en Tucson. Los juicios contra Sánchez Meza y Soto Barraza darán inicio el 22 de septiembre, según lo previsto.