Se duplica cifra de migrantes ahogados que iban a Europa

JJ Macías, apenado por narración de comentarista de Multimedios
Por:

La Organización Internacional para las Migraciones (IOM) reportó que en lo que va del año 2 mil inmigrantes han perdido la vida en su intento por cruzar el Mediterráneo para llegar a Europa.

La cifra rebasó a los mil 674 fallecimientos reportados en el mismo periodo de 2014. Asimismo, la ONG señaló que los principales lugares de llegada son las costas italianas y griegas. El Ministerio del Interior de Italia informó que alrededor de 97 mil indocumentados llegaron a sus costas en el periodo de que va de enero a junio. Mientras que Atenas aseguró que 90 mil 500 lo hicieron en el país heleno. En total, unas 182 mil personas han sido rescatadas por autoridades europeas.

La mayoría huye de conflictos internos es sus regiones de origen o busca mejores oportunidades económicas. Fresghy un eritreo desplazado contó a La Razón de España que dejó su país hace 18 meses sin revelárselo a su familia para que no se preocuparan. Llegó a un campo de refugiados en Etiopía donde se puso en contacto con sus padres por teléfono. Pasó dos meses allí, antes de partir a Sudán. Trabajó durante un año en Jartum para ahorrar dinero pero le fue imposible. “No es un país pacífico, pero a veces se puede encontrar un trabajo”, sin embargo, al ver que todo se le iba en comida y alojamiento, emprendió su viaje a Libia.

“Íbamos en pequeños contenedores, unas 30 o 40 personas en cada uno.

Algunos se cayeron y nadie les ayudó, murieron en el desierto. Entonces el conductor nos dijo: Déjenlo, aquellos que se caen deben ser abandonados’’.

Al llegar a Libia la situación no fue mejor. Allí lo retuvo contra su voluntad un grupo de libios y tuvo que pedir dinero a su familia para poder partir a Europa. “Los libios son desagradables. Animalizan a la gente. Las mujeres que estaban con nosotros fueron violadas”, recuerda el joven eritreo. Una vez sus padres pagaron, le dejaron subir a un barco con 550 personas más. “Era muy inseguro, en la parte de abajo hacía mucho calor y la gente tenía problemas de respiración”.

El miedo se apoderó de ellos. No había chalecos salvavidas. “No sé nadar. Si hubiera habido algún problema, no hubiera tenido otra opción que morir. Pero en lo único en lo que piensas es en ayudar a tu familia y en cómo llegar a un lugar pacífico en el que puedas vivir de tu trabajo”.

De las 2 mil 86 muertes de inmigrantes de las que se tiene registro, 2 mil 10 han ocurrido en las aguas del Mediterráneo.

La IOM calcula que mil 840 murieron al tratar de llegar a Italia. La organización reportó que además los traficantes modificaron su sistema para transportar a los indocumentados. Anteriormente eran escondidos en barcos pesqueros con capacidad para unas 700 personas, pero ante la imposibilidad de conseguir ese tipo de transportes optaron por hacerlo en embarcaciones de plástico las cuales no soportan las variaciones del tiempo. Un marroquí llamado Ahmed contó a IOM, que durante la travesía sufren de maltratos físicos y psicológicos.

“Fue terrible, salimos de Zwara en Libia, a las 7 de la mañana, después de seis horas navegando, el bote de plástico en el que viajábamos comenzó a desinflarse a causa del calor, las 100 personas que iban a bordo entraron en pánico. Algunos vcayeron al agua y se ahogaron, yo me salvé porque había comprado un chaleco salvavidas de 30 euros”.

El organismo calculó que el número de muertes en el Mediterráneo podría duplicarse al finalizar 2015.