Se estrella segundo avion en Indonesia en un mes

JJ Macías, apenado por narración de comentarista de Multimedios
Por:

Foto Archivo AP

Un avión con cincuenta y cuatro personas a bordo se estrelló ayer en la región montañosa de Bitang, Indonesia, informó el director general de Transporte Aéreo, general M. Suprasetyo; se trata del segundo accidente en 47 días.

El avión que pertenecía a la compañía Trigana Air Service perdió el contacto con el aeropuerto de la ciudad de Oksibil, adonde viajaba desde la capital provincial, Jayapura, precisó Julius Barata, portavoz del ministerio de Transporte. No había indicios de que el piloto hubiera avisado de alguna emergencia, agregó

La aeronave, un turbohélice ATR42-300, llevaba 49 pasajeros y cinco tripulantes en ese trayecto de unos 42 minutos de duración, según el vocero.

Entre los pasajeros había cinco niños, tres de ellos bebés.

Según versiones de prensa, todos los pasajeros eran indonesios. La aerolínea no difundió de inmediato la lista con los nombres de los viajeros.

Oksibil, a unos 280 kilómetros (175 millas) al sur de Jayapura, registraba intensas lluvias, fuertes vientos y niebla cuando el avión perdió el contacto con el aeropuerto minutos antes de la hora prevista del aterrizaje, explicó Susanto, jefe de la Agencia Nacional de Búsqueda y Rescate.

Habitantes de la aldea de Okbape, en el distrito Bintang de Papúa, dijeron a la policía local haber visto un avión que volaba a baja altura antes de que se estrellara contra un monte, dijo Susanto, quien al igual que muchos indonesios utiliza un solo nombre.

Señaló que unos 150 socorristas se dirigían a esa zona que se caracteriza por sus densos bosques y empinados riscos, donde podrían comenzar el lunes en la mañana las operaciones de rescate.

Después de que se reportara la desaparición de la aeronave, un segundo avión salió a su búsqueda, ayer, pero el mal tiempo impido las labores de rescate por lo que hoy al menos 150 socorristas acudirán a la zona de rescate para tratar de encontrar los restos del avión y verificar si hay algún sobreviviente.

“Estamos trabajando estrechamente con la Agencia Nacional de Búsqueda y Rescate para encontrar el avión”, afirmó el ministro de Transporte, Ignasius Jonan.

Gran parte de Papúa está cubierta de montañas y junglas impenetrables.

Algunos aviones que se han estrellado allí nunca fueron localizados.

El analista de aviación, Dudi Sudibyo, aseveró que Papúa es un lugar particularmente peligroso para volar debido a su terreno montañoso y el veloz cambio de sus patrones climáticos.

“Puedo afirmar que el piloto que tenga capacidad de volar un aparato por la provincia puede hacerlo en cualquier parte del mundo”, apuntó.

Indonesia ha registrado diversos incidentes aéreos en los últimos años. El amplio archipiélago de 250 millones de habitantes y unas 17 mil islas es uno de los mercados de Asia de más rápido crecimiento para las aerolíneas, pero tiene problemas para conseguir suficientes pilotos cualificados, mecánicos y controladores aéreos, así como tecnología actualizada para mantener la seguridad.

El pasado 30 de junio, 141 personas murieron al estrellarse un avión militar en un área residencial de Medan, capital de la provincia de Sumatra del Norte, mientras en diciembre el accidente de otra aeronave de Air Asia que cubría la ruta entre Surabaya y Singapur, dejó 162 muertos. El siniestro de junio llevó al gobierno indonesio a aprobar nuevas medidas en materia de seguridad aérea.

Air Trigana Service figura en la lista negra de aerolíneas de la Unión Europea. Desde 1991 se han reportado 14 casos graves de seguridad.